jueves, 10 de abril de 2014

arte cotidiano

Lo que tenía que decirte, que no toma mucho tiempo, es que la práctica de cualquier arte, la música, el canto, baile, actuación, dibujo, pintura, escultura, poesía, ficción, ensayos, reportajes, no importa lo bien o mal que se haga, no sea para conseguir dinero y fama, sino para experimentar, para averiguar lo que está en tu interior, para que tu alma crezca. ¡En serio! Quiero decir que desde ahora hagas arte y lo hagas para el resto de tu vida. Haz un dibujo divertido o agradable de la señora Lockwood, y regálaselo. Baila camino a casa después de la escuela, y canta en la ducha y en cualquier otro sitio. Marca una cara en el puré de patatas. Escribe un poema de seis líneas procurando que rime, pero no le digas a nadie lo que estás haciendo. Rómpelo en pedazos diminutos y tíralos a la basura. Encontrarás que has sido gloriosamente recompensado por tu poema. Has sufrido el devenir y aprendido mucho más acerca de lo que hay dentro de ti, y has hecho crecer tu alma.

Carta consejo de Kurt Vonnegut a sus 84 años


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada