domingo, 19 de mayo de 2019

ruiz toribio por los guadianas














He hecho más kilómetros en este proyecto que en el del Amazonas, dice Manolo a quienes acudieron a la presentación de su nuevo libro Guadianas, que publica en Alambre Ediciones, y que presenta como una crónica visual, un viaje por el río hecho de muchas veces, buscando la luz o ese elemento propicio. Puede haber fotos de hasta diez años, dice. Acercándose a esa gente que no aparece en los libros de Historia. A su vida, los pequeños objetos que los rodean, sus bares, sus animales, su olor.

Sus retratos son de gente que vivió en el río, y que sigue viviendo de alguna manera. Manchegos, extremeños, andaluces, alentejanos y algaravíos. En su cercanía a esta gente ha visto que cuanto más cerca se está de la desembocadura, más se le quiere; aquí lo usamos de cloaca.

No es un paso por el Guadiana ni una obra de naturaleza o paisajes, Guadianas son sensaciones, personas que ha conocido, cosas que aparecen y desaparecen como el propio río -porque el agua se las traga y luego vuelven a surgir de entre ella, un patrimonio escondido que convendría recuperar-, los pueblos, los pocos ribereños...

MiCiudadReal.es
Libro sobre Los Armaos del Campo de Calatrava

sábado, 18 de mayo de 2019

oda al mono

El mono habla por el móvil.
El mono fuma porros.
El mono cobra la ayuda.
El mono viaja a Punta Cana.
El mono vive con sus padres.
El mono tiene abogado.
El mono usa fibra óptica.
El mono juega al pádel.
El mono hace botellón.
El mono escribe con faltas de ortografía.
El mono joven es mono.
El mono es monógamo.
El mono está a favor de la igualdad.
El mono es del Real Madrid.
El mono usa protección.
El mono lee novelas actuales.
El mono se ha vuelto sedentario.
El mono está en crisis.
El mono desciende del mono.

            Juan Carlos Aragón en La risa que me escondes, Siltolá Poesía 2010

jueves, 16 de mayo de 2019

miércoles, 15 de mayo de 2019

lotería mexicana de roger omar para "el mono"






La lotería mexicana es un juego de azar que data de los tiempos de la revolución, con 54 cartas y un número indefinido de tarjetas llamadas tablas, en que hay 16 de esas cartas escogidas aleatoriamente. Es como la lotería con que jugábamos de niños, pero entonces con números, y que ahora llaman bingo, que es el grito de los gringos cuando completan la tabla. En México se grita ¡buenas! en el norte y ¡lotería! en el sur. El gritón saca y grita ¡corre y se va! justo antes de gritar las cartas. Las tablas se marcan con frijoles, piedras, monedas... para poderse reutilizar. Como juego familiar tradicional, la abuela hace de gritón y el premio es un dulce. Cada carta tiene su significado y su frase.

Roger Omar puso en marcha, en 2017, esta versión del clásico juego de lotería mexicana con artistas de reconocido
prestigio para Lotería El Mono, aún por terminar.
Lotería El Mono
Lotería Mexicana