miércoles, 11 de enero de 2017

veinte días para el final de las tiñosas


El Ayuntamiento de Solana del Pino ha concedido la licencia de demolición de una veintena de viviendas correspondientes a los viejos “cuarteles”, anejos a la histórica fuente del balneario de las Tiñosas, a petición de la propiedad de la finca “El manzano alto”. Según ha confirmado la alcaldesa, Emilia Redondo, la resolución de alcaldía ha sido tomada a la vista de los informes favorables de los técnicos municipales y de la propia dirección del Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, que han constatado el “mal estado” de estas construcciones.

No obstante, la regidora de Solana del Pino ha advertido de que esta decisión se ha tomado sin perjuicio de que los afectados puedan hacer valer sus derechos, ya que se ha comprobado que cuatro o cinco familias aún utilizan estas casas como segunda residencia, aunque los propietarios de la finca aseguran que “no existen” contratos de arrendamiento o de uso.


Este conjunto de edificaciones, representativas de la arquitectura popular de la zona, fueron parte del complejo industrial de Mina Diógenes, perteneciente a la Sociedad Minero Metalúrgica de Peñarroya. A mediados del siglo XX también fueron usadas como “cuartelillos” de alquiler para numerosas personas, la mayor parte de origen humilde, que visitaban el desaparecido balneario de agua agria de Las Tiñosas. El surtidor aún conserva, en estado precario, los restos de una bella cubierta a escala reducida de la que en otros tiempos luciera la Fuente Agria de Puertollano. Posteriormente las casas fueron abandonadas de forma paulatina o traspasadas de generación en generación en virtud de acuerdos verbales o antiguos escritos que están sujetos a interpretación jurídica.

Según el comunicado colgado por los propietarios de la finca en el camino de acceso a Las Tiñosas, su propósito es dar inicio a los trabajos de demolición a partir del 1 de febrero. A tal fin, señalan, se han colocado avisos en cada una de las construcciones a demoler para que los interesados “puedan retirar todos sus enseres y pertenencias y se eviten situaciones de riesgo para las personas y bienes”.

Los afectados por esta medida consultados por este digital han expresado su sorpresa ante la noticia y han lamentado la situación de indefinición jurídica en que se encuentran, si bien algunos barajan la posibilidad de resolver el conflicto en los tribunales, demostrar que habitan y ocupan esas casas, y evitar la demolición de las viviendas que se encuentran en buen estado. Al mismo tiempo han expresado su temor de que incluso pudiera llegar a cerrarse el acceso a la fuente agria de las Tiñosas, que aunque abandonada sigue siendo uno de los atractivos turísticos de este parque natural.


Santos G. Monroy en miciudadreal.es
Otro artículo sobre Las Tiñosas de Santos G. Monroy
Algunos de mis dibujos de la zona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada