jueves, 24 de diciembre de 2015

el sadismo de la deuda

El acreedor se da una especie de placer como  pago y compensación, el placer que le permite desempeñar su poder sobre una persona impotente ... el deleite en "De feria le mal pour le plaisir de le faire" [haciendo el mal para su placer], el disfrute de la violación. Este ejercicio es más altamente apreciado cuanto más bajo se encuentra el deudor en el orden social, y puede parecer fácil al acreedor un delicioso bocado, incluso un anticipo de un rango más alto. Mediante el "castigo" del deudor, el acreedor participa en un derecho que pertenece a los maestros. ... La compensación por lo tanto consiste en un permiso y un derecho a la crueldad.

Nietzsche, en La genealogía de la moral

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada