sábado, 18 de marzo de 2017

soy forofo de pascal comelade










Este prolífico músico compositor catalán francés es de lo más divertido que puede oírse hoy día. Y no me refiero a letras cachondas, no, me refiero a su música desenfadada, alegre, de un optimismo contagioso, y profundamente enraizada.

Algunos biógrafos sitúan su nacimiento en el pueblo inexistente de Sant Feliu de las Forxetes y lo catalogan como instrumentista de sierras, cañas de plástico, globos, sonajas y otros instrumentos de juguete.

Lo cierto es que su desajuste con la prensa al salir de la soledad de la caverna lo convirtió en un autista que versionaba con instrumentos raros música de los Rolling, Bob Dylan y algunas sardanas. Quizás eso haya ayudado a ser un músico marginal, nada comercial, a pesar de lo populares que son sus canciones versionadas sacadas del folclore y la música pop, y que publica varios discos al año.

Dice de su alter ego Pep Pascual que por mi música y mi mundo es el músico ideal, es un virtuoso con todo tipo de objeto y de instrumento, tiene un sentido del humor y una capacidad de creación increíbles. Quizás es el mejor músico catalán de esta época, o de Europa, es un improvisador fantástico.

Este excepcional pianista con miles de fans en Japón y Francia ha colaborado con PJ Harvey, Robert Wyatt, Michael Nyman, Richard Pinhas, Cathy Claret, Vinicio Capossela, Jac Berrocal, Richard Pinhas, David Cunningham, La Companya Eléctrica Dharma, Ana Torroja, Kiko Veneno, Lluis Llach, Pau Riba, Toti Soler, Gerard Jacquet, Albert Pla y Jaume Sisa entre otros, ha puesto música a espectáculos teatrales, a películas y poemas, y ha versionado mogollón de canciones populares que forman ya parte de nuestra memoria cultural, esa música popular instrumental de toda la vida para silbar en el lavabo, según dice él mismo.

Es todo un bloque, una cultura, una manera de estar en la vida. Todo lo que tiene un aspecto frío, uniforme, deshumanizado, no me interesa.

Para aquellos que, a pesar de todo este curriculum, no lo conozcan, es posible acceder a él en Spotify y YouTube. Aquellos más mayores, es posible, que, escuchando esa música, vuelvan a una extraña noche de bombillas de colores y sientan una antigua felicidad que este mundo se llevó.

Entrevista de Víctor Lenore

No hay comentarios:

Publicar un comentario