sábado, 3 de mayo de 2014

los diarios de viaje americanos de humboldt











Alexander von Humboldt, escribe y dibuja en ellos en el curso del viaje que hizo de 1799 a 1804 junto con el botánico francés Aimé Bonpland por los trópicos americanos: durante el día mirando directamente a las cosas, y por la noche, resumiendo lo visto y sus pensamientos.

Los manuscritos de Humboldt distinguen claramente y en detalle los diferentes paisajes, graban los datos medidos de la temperatura del aire y el agua, el clima y la línea de nieve, los fenómenos geológicos y vulcanológicos; así como retratos de los gobernadores, caciques, mineros, guía de montaña indígena, latifundistas, campesinos sencillos. Todos ellos aparecen en las viñetas a menudo magistrales, hechas con pinceladas rápidas.

El diseño gráfico del investigador y escritor es también evidente en las representaciones de pescado o de monos, de picos de las montañas o cráteres, palmeras y plantas aromáticas en los caminos, las casas y las puertas. Y en todas partes los borradores de los futuros mapas: no solo la cartografía de lo que se ve, sino también cartografías del pasado (sobre la búsqueda histórica para el Eldorado) como el futuro . Los textos y dibujos interaccionan para hacerlo comprensible. En los diarios de viaje de América Humboldt desarrolló una teoría del paisaje que puede ser detectada sólo como una película en sus constantes cambios. Describió cómo algo podría haber parecido una vez y cómo puede ser más adelante.

Durante toda su vida Humboldt se dedicó a sus diarios de viaje. A la escritura de joven de apenas treinta años hay que añadir los manuscritos de los cuarenta, cincuenta, sesenta, setenta y ochenta años edad. El resultado fue, por así decirlo,  el diario de viaje de un hombre excepcional, el registro de que un montón de vida en movimiento.

Ottmar Ette

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada