viernes, 13 de diciembre de 2019

los cuadernos de goya expuestos en el prado



En su doscientos aniversario, el Museo del Prado expone reunidos todos los cuadernos de dibujos de Goya: su Cuaderno italiano, con los primeros dibujos, que ya pudimos ver en la muestra Roma en el bolsillo de 2013, el Cuaderno de Sanlúcar, el Cuaderno de Madrid, el Cuaderno C, el Cuaderno F, el Cuaderno de viejas y brujas y los dos Cuadernos de Burdeos; destacándose que es el propio criterio y libre elección en su creación, al margen de los encargos que se hicieran al autor, lo que determina estos cuadernos. Resumido en la frase que escribiera a su amigo Joaquín María Ferrer: ni vista, ni pulso, ni pluma, ni tintero, todo me falta, y solo la voluntad me sobra.

El autor los conservó durante toda su vida, fue su nieto Mariano quien los vendió en 1859. El Museo del Prado conserva gran parte de los dibujos que los formaban, muchos de ellos vienen del Museo de la Trinidad, al fusionarse con el Prado, y de la compra de la colección de Valentín Carderera en 1886. Posteriormente se ha ido ampliando la colección a través de legados y compras en España y subastas internacionales.

El Cuaderno italiano es el único que se conserva encuadernado e íntegro, en pergamino, con 83 hojas de papel verjurado ahuesado con dibujos a sanguina, lápiz negro, tintas pardas, de bugalla o de bistre a pluma. Comprado en su viaje a Italia, entre 1769 y 1771, contiene dibujos de pinturas y esculturas vistas en Roma, apuntes preliminares para otras obras y anotaciones propias de un diario.

El Álbum A o Cuaderno de Sanlúcar está realizado durante la supuesta estancia de Goya en el palacio de la duquesa de Alba, en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), entre 1796 y 1797, aunque recientemente se piensa que pudo haberse comenzado entre 1794 y 1795, ya que en él se encuentran algunos dibujos directamente relacionados con el Retrato en blanco de la duquesa de Alba, pintado en 1795. Solo se conocen 9 hojas, con hermosas aguadas hechas con pincel sobre papel verjurado ahuesado. Algunas son un anticipo de sus Caprichos. El Prado conserva cuatro hojas y dos copias, y la Biblioteca Nacional, dos hojas. Las demás se reparten en Boston, Róterdam y París.

En el Álbum BCuaderno de Madrid, de 1795 a 1797, entramos en el mundo femenino y el de los sueños; una suerte de reflexión sobre la condición humana. Majas de paseo, celestinas y caballeros que galantean. Tiene más de 90 hojas conocidas, de mayor tamaño. La primera parte se parece al anterior, con aguadas de tinta china de majas y galanes, aunque ya con disputas, riñas y celos. En la segunda cambia de registro, pierde la delicadeza de las aguadas y la técnica se hace más sumaria y abstracta, acercándose al claroscuro, con rostros deformados para describir el mal, las injusticias y el drama de la vida. Hay crueldad, máscaras, flagelaciones, brujas y una decidida sátira contra el clero, inexistente en obras anteriores. Son dibujos preparatorios de los Caprichos.

El Cuaderno C o de la Inquisición, de 1808 a 1814, fue fabricado por el autor y aborda temas muy variados que van desde aspectos de la vida cotidiana, con presencia de numerosos mendigos, a visiones oníricas del mundo de la noche. Es lo que hoy llamamos diario gráfico, en que el artista se acerca a todo aquello que le preocupa. Un grupo muy numeroso de páginas lo componen los dibujos con condenados por la Inquisición y escenas de la crueldad de las cárceles. Finalmente, otro conjunto notable incide en la crítica a los hábitos de las órdenes monásticas y en la representación de la vida de los frailes, secularizados tras los decretos desamortizadores de las autoridades francesas. Nos ha llegado casi intacto y se conserva prácticamente entero en el Museo del Prado, 120 dibujos de los 126 conocidos. Es el alma de la exposición, incluye las tapas de la encuadernación en que llegaron al Prado y alrededor están colocados los dibujos en el orden en que Goya lo hizo.

El Cuaderno F, de 1812 a 1820, da una visión panorámica del clima opresivo de la época de la Guerra de la Independencia, con situaciones en las de impera la miseria, la violencia y la tragedia. Alterna dibujos de trazos rápidos con otros, aguadas, más acabados; todos sobre papel de escribir de un cuaderno reciclado de fabricación española, por la escasez de la guerra. Usó tinta ferrogálica, la tinta corriente de escribir, que debido a su alto contenido metálico el tiempo ha oxidado, produciendo en muchos de ellos, especialmente en los de la primera parte del álbum, que tienen aguadas muy cargadas de tinta, daños notables en el papel.

Del Álbum ECuaderno de bordes negros, de entre 1816 y 1820, se conservan algunas de sus hojas de papel verjurado de excelente calidad. Cincuenta y cuatro dibujos conocidos a base de aguadas de tinta de hollín, muy próximos a los del Cuaderno de viejas y brujas, y enmarcados en líneas negras, muestran un interés especial en las relaciones humanas. Las pinceladas, en general con poca tinta, que contrastan con zonas puramente negras, se recortan sobre la tonalidad marfileña específica del papel holandés fino y de excelente calidad, de nuevo accesible después de la guerra. Por su tamaño, mayor que el papel de los demás álbumes, algunas hojas han sido recortadas, habiendo desaparecido el número puesto por Goya en el borde superior, por lo que resulta hoy difícil recuperar el orden original. El Prado tiene muy pocas en su patrimonio; se ha hecho un esfuerzo especial en reunir las hojas repartidas en diversos museos y colecciones privadas.

En los Cuadernos de Burdeos G y H, de 1824 a 1828, llamados así por estar realizados en esa ciudad francesa, Goya introduce el lápiz litográfico, olvidándose de las aguadas, pues se encontraba inmerso en este proceso gráfico. Mezcla escenas cotidianas bordelesas con la memoria de acontecimientos vividos en España, intercalando magistralmente referentes reales con un repertorio imaginario de expresiones enraizadas en la estética de lo grotesco. Muestra dibujos de figuras obesas y una temática de gran inventiva: la falsedad, la desigualdad, la miseria, la irracionalidad, la violencia y la locura; uniendo lo real y lo imaginado de forma grotesca.

El Cuaderno de viejas y brujas, de 1819 a 1823, está inacabado. El tema central de sus dibujos es la vejez de la mujer y para ejecutarlos emplea aguadas de tinta de hollín. Obsesionado por la edad, dibuja mujeres grotescas que se pelean, danzan o vuelan en entornos irreales, produciéndonos una gran inquietud. Nos acerca a la visión crítica y dramática de los Caprichos y Disparates. Puede verse en el último tramo de la exposición.



Goya en el Prado
Diario de Sevilla
El País

Recomiendo especialmente una visita a la primera fuente (Goya en el Prado) en que podemos acercarnos a toda la obra de Goya que existe en el Museo del Prado, que es particularmente extensa.

jueves, 12 de diciembre de 2019

miércoles, 11 de diciembre de 2019

dibujando a bocajarro en la línea 4

¿Cómo reaccionaríamos si estamos tranquilamente sentados en un banco del metro y alguien, justo enfrente, se pone a dibujarnos? Quizá no es nuestro mejor día y todo nos molesta. O tal vez nos sentimos halagados. Estos cinco personajes del mismo trayecto tuvieron reacciones distintas: la primera a la izquierda ni se enteró, la segunda se sintió sorprendida y agradecida, el tercero se levantó y se fue a otro sitio del vagón, la cuarta sonreía para sí, mientras leía un libro, cosa rara hoy día, cuando se percató, y el último posó descaradamente, feliz de ser dibujado. Yo, creo que sacaría el cuaderno y lo dibujaría.

martes, 10 de diciembre de 2019

las huelgas del 62 en puertollano








Pedro Lamata Megías, informe a Julián Calero, delegado sindical de la provincia, 6 de marzo de 1962



De la Dirección General de Policía, en Madrid, ha llegado a Puertollano esta orden de busca y captura del que escribió esa palabra "absurda, sospechosa, y razón para indagar": que oculta a saboteadores del orden y la paz ciudadana. La palabra "Trasapal" es una consigna, entre los hombres del trabajo, para incitar y sublevar. Es necesario averiguar qué es lo que dice esa palabra, quién la escribió, cuándo apareció en Mina Asdrúbal y quiénes pueden estar implicados en ella. Averígüese con todo celo sin escatimar medios de averiguación.
Pedro Muñoz y Fernández en Joel con la huelga, Ciudad Real 1980.


El día 6 de mayo habían aparecido unas inscripciones de gran tamaño en las que rezaba por título "Viva la huelga de Asturias". Era toda una declaración de intenciones para los cerca de doce mil obreros de la cuenca manchega. Todo comenzó en el pozo "Enrique", luego pasó a las minas de Solana del Pino, así como a la Factoría Calvo Sotelo y Central Térmica de Peñarroya.
La huelga se prolongó por espacio de diez días, con seguimiento por parte de empleados municipales y ferroviarios, además del comercio, lo que provocó un paro casi completo de Puertollano y su zona de influencia. En el fondo de la mina se llegó a retener a ingenieros y facultativos. La fuerza pública llegó a congregar 2.500 hombres entre guardia civil y policía armada. Nadie recordaba una huelga de estas características en que destacaron desde el primer momento las mujeres apoyando a los mineros y acusando de esquiroles en los piquetes a aquellos que no seguían el paro.
La prensa, solo se publicaba el falangista Lanza en Ciudad Real, apenas recoge la trascendencia de los sucesos, da la impresión de que nada ha ocurrido. la Diputación Provincial concede la Medalla de Oro de la Provincia a Camilo Alonso Vega, Ministro de la Gobernación en ese momento.
La represión de los huelguistas corrió a cargo sobre todo de efectivos de la Guardia Civil, que desalojaron de los tajos y campamentos a los obreros. Hubo algunas detenciones y muchos despidos. A pesar de las negativas públicas del régimen, obsesionado por mantener "el principio de autoridad sin ninguna claudicación", se consiguieron  subidas salariales y la readmisión de los mineros.
TRASAPAL, las huelgas de 1962 en Puertollano, de Manuel Ortiz Heras


La huelga, en aquella dura etapa de la dictadura franquista, llegó extendida por la resistencia al franquismo que ejercía el PCE y su apuesta por construir un movimiento de oposición sociopolítico que expresara la contestación laboral y social ante tanta penuria, tanta desigualdad y la falta de libertad. La huelga fue liderada por hombres arrojados, comprometidos, exigentes, que constituyeron la Comisión Obrera en cada empresa, que fraguaron un crisol de solidaridad y exigencia; fue conocida por la huelga de los “treinta duros” (ciento cincuenta pesetas de las de entonces) que se pedían como el salario diario que debían recibir los trabajadores de las categorías inferiores. 
Se aplastó la revuelta, se produjeron detenciones, se señalaron a trabajadores, se despidieron a otros; se les mantuvo en estrecha vigilancia para privarles finalmente del empleo. Pero se inició un camino imparable en la lucha contra la dictadura franquista. La lucha no fue en vano. Se lograron mejoras, aunque el régimen las disfrazara en el BOE como subidas a la producción del carbón, y se continúo cimentando la lucha colectiva de los trabajadores.
Jesús Camacho Segura, secretario de Acción Sindical de CCOO-CLM

lunes, 9 de diciembre de 2019

emigrantes peligrosos en la ideología fascista

El mito fascista de "el gran reemplazo" es la fantasía nativista paranoica de que los extranjeros y los no blancos van a robar sus trabajos y mujeres. Ésta es, por supuesto, una creencia ideológica e irracional. Sin embargo, está enraizado en una realidad que los fascistas están demasiado dispuestos a aprovechar para su propio beneficio: bajo el capitalismo, el triste hecho es que todos somos radicalmente reemplazables. El Osario

domingo, 8 de diciembre de 2019

después de años

Hoy, desde lejos, te vi
alejarte, y sin un sonido
la resplandeciente cara de un glaciar
se hundió en el mar. Un viejo roble
cayó en las Cumberlands, levantando apenas
un puñado de hojas, y una anciana
que esparcía maíz para sus gallinas levantó la mirada
por un instante. En el extremo opuesto
de la galaxia, una estrella treinta y cinco veces
mayor que nuestro sol explotó
y se desvaneció, dejando una pequeña mancha verde
en la retina del astrónomo
como si éste estuviera de pie en la gran cúpula abierta
de mi corazón sin nadie a quien contárselo.


Today, from a distance, I saw you
walking away, and without a sound
the glittering face of a glacier
slid into the sea. An ancient oak
fell in the Cumberlands, holding only
a handful of leaves, and an old woman
scattering corn to her chickens looked up
for an instant. At the other side
of the galaxy, a star thirty-five times
the size of our own sun exploded
and vanished, leaving a small green spot
on the astronomer's retina
as he stood on the great open dome
of my heart with no one to tell.







Ted Kooser nació en Ames, Iowa, en 1939. Recibió su licenciatura del estado de Iowa y su maestría en inglés de la Universidad de Nebraska-Lincoln. Profesor en el Departamento de Inglés de la Universidad de Nebraska-Lincoln, vive en el campo, cerca del pueblo de Garland, Nebraska, con su esposa Kathleen Rutledge, editora del Lincoln Journal Star. Fue el 13º Poeta Laureado de los Estados Unidos y recibió el Premio Pulitzer de poesía en 2005.

Kooser documenta las dignidades, los hábitos y las pequeñas penas de la vida cotidiana, nuestra hambre de conexión, nuestra lucha por encontrar el equilibrio en mundos humanos naturales y no naturales. -David Backer 
         
Es una voz poética importante para las zonas rurales y pequeñas de los Estados Unidos y el primer Poeta Laureado elegido de las Grandes Llanuras. Su verso va más allá de su región natal para tocar temas universales en formas accesibles. -James Billington

sábado, 7 de diciembre de 2019

las pesadillas de roku









Rokuro Taniuchi Gensouki (1921 Ebisu, Tokio) fue un increíble artista ilustrador japonés. Pintó para libros de niños, portadas de revistas (más de mil) y cómics.  Sus obras representan escenas de gran expresividad y carga poética que proyectan la psicología del mundo infantil y en donde el misterio, la belleza, los colores, la fantasía son los temas principales.
Primer número de Shukan Shincho
Durante 25 años ilustró la revista Shukan Shincho, desde su número 1, publicado el 19 de febrero de 1956, hasta su muerte prematura en 1981. Los paisajes nostálgicos, evocadores y surrealistas de Taniuchi de sus portadas le dieron ese aspecto digno característico de la revista, ayudaron a establecerla como una de las revistas más respetadas en Japón y una publicación esencial para cualquier sala de espera (huyendo de la práctica estándar de poner una mujer joven en bikini rodeada de titulares sensacionalistas). Pero esto solo era su fachada, desafortunadamente no tiene el mejor historial en términos de prácticas periodísticas. A pesar de muchos buenos artículos, la revista, según el autor y profesor de periodismo Kenichi Asano, tiene el hábito extraño y desagradable de dar cobertura a quien desprecia o difama innecesariamente a individuos y grupos, así como también presenta material diseñado para apoyar el nacionalismo, justificando los excesos de la Segunda Guerra Mundial.
Cómic el castillo subterráneo mágico
Para su 60 cumpleaños, o kanreki, la revista, cuyo nombre se traduce en algo así como Nuevas Corrientes Semanales, lanzó una réplica de su número inaugural. También se han esforzado por mejorar digitalmente muchas de las cubiertas antiguas de Taniuchi, haciéndolas disponibles como impresiones enmarcadas de edición limitada.
Mis ilustraciones favoritas, naturalmente, son las menos dulces, las más tenebrosas, esas que tanto nos recuerdan las pesadillas que nos horrorizaban de niños.

viernes, 6 de diciembre de 2019

el tesoro de villena




El Tesoro de Villena está formado por 59 objetos de oro, plata, hierro y ámbar que totalizan un peso de casi 10 kilos y está datado alrededor del año 1000 a.C. Se descubrió el 1 de diciembre de 1963 en una rambla cercana a Villena, y se trata, con mucha seguridad, devuna ocultación, quizás de un reyezuelo del Cabezo Redondo. El conjunto lo componen brazaletes, cuencos, frascos y otros pequeños objetos. Los brazaletes se llevaron puestos, dado están desgastados por el uso, pero no se sabe si la vajilla fue de uso cotidiano, ritual o votivo. Si bien su autor pudo ser local, dada su similitud con el Tesorillo del Cabezo Redondo, no hay acuerdo respecto a este punto.
Hasta ahora podría verse expuesto en el Museo Arqueológico José María Soler, creado oficialmente por el Ministerio de Cultura al añadirse este tesoro a la colección del Museo Arqueológico Municipal, inaugurado en 1957 con los objetos reunidos por este arqueólogo; pero actualmente el museo está cerrado para trasladar su colección a nuevas dependencias, que pronto se inaugurarán.

YouTube
MuseoVillena

jueves, 5 de diciembre de 2019

la mina de san esteban






En este anuncio de los años cuarenta aparece la mina de carbón de San Esteban, de Puertollano, que contaba con los pozos de San Julián y San Felipe, este último reproducido en el anuncio,  y que fue explotada, entre otras, por la Sociedad Hullera de San Esteban, pasando más tarde a ser propiedad de Julián Sánchez. Durante la contienda civil fue colectivizada, al igual que otras, por la CNT. Las labores se mantendrían hasta 1955, fecha en la que se consideró prácticamente agotada, entrando en quiebra en julio 1959 la empresa explotadora y produciéndose su cierre poco después con 160 hombres en plantilla.


En el año 42, un artículo de ABC habla de un kilómetro de hulla ardiente en sus galerías, cuyo origen achaca a la ineptitud y total desconocimiento de la técnica minera de los ocupantes durante la incautación anarquista en los tres años de Guerra Civil. Habían convertido la mina en un brasero, asegura. Y la Sociedad Hullera de San Sebastián lo intenta solucionar taponando las galerías con muro de ladrillo, para evitar que el oxígeno reavive las llamas, y tapando la huya incandescente con greda húmeda. Antepone salvar vidas humanas, no ha habido ningún accidente mortal, sin olvidar la necesidad que tiene el país en esos momentos de la riqueza hullera de la mina. Sus carbones eran considerados de primera calidad. Abastecían a ferrocarriles. Tres mil. toneladas mensuales les facturaban. El precio sobre vagón era de 38 pesetas la tonelada de menudo, 55 la avellarife y 67 el grueso. En realidad, muchos batallones de trabajadores presidiarios redimían sus penas trabajando en las minas.

Aún se conservan los castilletes de los dos pozos junto a las ruinas de sus casas de máquinas, los lavaderos de carbón y una bella chimenea de fundición coronada por un nido de cigüeñas.

martes, 3 de diciembre de 2019

monroy llora bajo la lluvia en el poblado minero de asdrúbal

Foto: Mari Carmen Sepúlveda

El histórico poblado minero de Asdrúbal ha rendido este domingo homenaje al legendario Puertollano de carbura y talega en un ambiente electrizado por la emoción. La tradicional procesión de Santa Bárbara ha reunido a los antiguos vecinos en un escenario abandonado a los recuerdos, entre los claroscuros de la memoria perfumada por la lluvia.
Se ha paseado a Santa Bárbara, patrona de los mineros, como el símbolo de una epopeya, entre los vestigios de un poblado fantasma y las cenizas de la odisea apasionante de los forjadores de Puertollano.
Mariano Mondéjar, historia viva como sacerdote de Asdrúbal entre 1960 y 1972, y último párroco hasta el cierre de las minas, ha celebrado una homilía a la que se han sucedido poemas y recuerdos a los mineros desaparecidos.
Tañido de lejanos domingos mineros. Añoranza de tiempos y personas. Fuimos aquí desgraciados, felices, esperanzados, desesperados. Aquí fuimos y seremos siempre nosotros mientras estas ruinas nos devuelvan, como una resonancia abisal, el eco de esa extraña canción marinera, tranlaralará, tranlará, cantada por sombrías tripulaciones en las entrañas de la tierra.

lunes, 2 de diciembre de 2019

diario de madrid: el rastro y un café con toña

Visitamos el Rastro bajo la lluvia, de almoneda en almoneda. Pillamos un taburete y un resfriado. Las amarillas hojas del ginkgo caen con el peso del agua.
Por la tarde quedamos a tomar un café con Toña en El secuestrador de besos, una especie de salón de té bonaerense con muebles de segunda mano donde ponen dulces y pinchos para salir del paso mientras se charla. En la espera, me pongo a dibujar. Viene sin sus famosas gafas pintadas, que ya ha desterrado. Sus palabras van dando botes con una especie de alegría ideológica oriental. Luego saludamos a Mamen y Yeye, también bajo la lluvia.
Corren ríos de agua por la cuesta de adoquines, que brillan reflejando las farolas de la plaza. Algunos mendigos toman café en las mesas del hall de ese gran súper que abre las veinticuatro horas. Recuerdo algunas interminables noches en el Drugstore de Fuencarral. Afortunadamente, la nueva casa nos espera caliente, como el horno de una vieja panadería.

domingo, 1 de diciembre de 2019

asurbanipal cazando en el museo británico





Soy Asurbanipal: rey del mundo, rey de Asiria, se autoproclamaba el último gran rey de Asiria (668 a. C. – c. 627 a. C.), hijo de Esarhaddon y nieto de Senaquerib y Naqi'a, famoso por ser uno de los pocos reyes de la antigüedad que sabía leer y escribir. Esta antigua superpotencia fue el imperio más grande de su tiempo, el cual duró del 912 a.C. al 609 a.C., en el territorio de lo que hoy es Irak y Siria. En su apogeo, el estado asirio se extendía desde el Mediterráneo y Egipto, en el oeste, hasta el Golfo Pérsico y el oeste de Irán, en el este. Luego, en una sorprendente inversión de su fortuna, el Imperio Neo-asirio se desplomó paulatinamente desde su cenit (alrededor del 650 a. C.).

Se dice de él que no le gustaban los leones, los odiaba, y el British Museum de Londres puede dar constancia de ello. Podemos ver su animadversión hacia estos animales en varios de sus interminables pasillos y espléndidas salas representada en los relieves que formaron parte de los muros del palacio de este monarca. En ellos, bellamente detallados, se representa al propio Asurbanipal disparando flechas y acuchillando a varias de estas bestias mientras huyen. Los leones representaban poder y salvajismo, y nadie podía ser más ducho en estas materias que el propio rey asirio.

Interior de un palacio asirio, basada en dibujos realizados en 1849 
por Austen Henry Layard en el sitio de excavaciones del siglo XIX.
Asurbanipal gobernaba con mano de hierro, pero nunca se involucraba en batallas. De ahí que muchos historiadores le cataloguen como un «ratón de biblioteca sociópata» que manejaba los hilos desde la capital del imperio, en Nínive, cuyas ruinas se encuentran al otro lado del río Tigris en el moderno Mosul, Irak. Nínive fue una metrópolis en expansión de un tamaño y grandeza sin precedentes, llena de templos y complejos de palacio, con jardines exóticos que eran regados por un extenso sistema de canales y acueductos. Desde aquí mostraba su crueldad sin tener que encabezar él mismo sus tropas en las contiendas. Prefería ser un líder opulento. En los diferentes murales que decoraban los principales edificios asirios, se le muestra cazando para demostrar que ninguna bestia podía conquistarlo. La vida salvaje huye de él mientras empala leones y otros animales con su lanza real a escasos centímetros de la cara de su majestad.

Su erudición traspasaba fronteras, coleccionó miles de obras escritas sobre láminas de arcilla, de las que se conservan más de 30.000, la biblioteca real más antigua que se conserva en el mundo, siendo el ejemplo perfecto del nivel de conocimiento del imperio asirio, del valor de la educación de su reino y del poder que manejó durante ese periodo de tiempo.

Era un personaje complicado, muy diferente a cualquier rey asirio que lo precediera. Los tesoros que dejó al mundo han permanecido durante años en las galerías del British Museum o repartidos por todo el mundo (el Louvre de París, el Hermitage de San Petersburgo, el Vorderasiatisches Museum de Berlín o los Museos Vaticanos).

En este vídeo se pueden contemplar los relieves asirios más conocidos del rey Asurbanipal cazando que se encontraban recubriendo las paredes de su palacio norte de Nínive. En concreto los que conserva el Museo Británico en la sala 10. Se trata de dos conjuntos distintos. Uno correspondería a una pequeña sala de acceso, denominada por los arqueólogos como S, en la que narración se dispone en tres bandas y donde además de la frecuente cacería de leones también hay una cacería de ciervos y otra de caballos salvajes. Y una segunda, la conocida por los arqueólogos como sala C, cuyos relieves abarcan todo el friso en una escena conjunta en la que se representa exclusivamente la cacería de leones. Es la sala más conocida por los leones y leonas moribundos y porque el rey aparece impasible matándolos de diversas maneras. En el Museo Británico aún hay otros relieves del mismo rey y del mismo palacio que representan las tomas de ciudades: la guerra, el otro tema preferido por los asirios.

sábado, 30 de noviembre de 2019

diario de madrid: megatón ye-ye y la inquilina


Después del sofocón de ver cerrada mi querida Taberna de Atocha, hablo con Micky, sí el de Los Tonys, en la cafetería del cine Doré. Me cuenta que la canción de Guau, ladrido del perro cuando ladra, que cantábamos de chinorris en casa, surgió de una frase automática de uno de los componentes del grupo. Cuando iban por la carretera a tocar a Barcelona, hicieron una parada logística en mitad del campo. Un perro se les acercó ladrando, y alguien dijo: guau, ladrido del perro cuando ladra. Micky elaboró aquello para hacer luego una canción, que se grabó como cara b de La gallina.

Abajo en el sótano, en la sala B, nos sentamos para ver la película Megatón ye-ye, de 1965, donde Micky hace de alocado moderno al lo beatle, con cierto tono británico, frente a un Juan Erasmo Mochi serio y aburrido. Las chicas prefieren un tío guapetón y trajeado, aunque soporíferamente aburrido, al fantástico Micky, para el que la vida es sencilla y alegre, baila de maravilla lo moderno y todo fluye sin problemas. Todas las canciones que oímos se compusieron para la peli.

La presentan antes Jesús Yagüe, su director, y el propio Micky. Jesús nos cuenta que fue un encargo con un guión de mierda que cabía en un folio y con los actores ya escogidos sin ni siquiera tener personajes para ellos. Desarrolló el argumento con un amigo y se basó en Qué noche la de aquel día, salvando las diferencias insalvables, para éste y el montaje. Una vez acabado el rodaje, él montaba por la mañana y el productor hacía otro montaje por las tardes. El resultado, para Yagüe, fue una de mis peores películas, y eso que no hice ni una buena. Fue un fracaso de crítica. Pese a ello la escogieron para representar a España en el Festival de San Sebastián porque era alegre y divertida, sin ningún contenido social.

Micky le da un aire más optimista a la presentación. Nos cuenta que gente popera de la siguiente generación, como Alaska y amigos, hablaban maravillas sobre la peli. Cuenta unos cuantos chascarrillos ayudado de sus ojos asombrados y Jesús termina diciendo que el no volverá a verla, pero que si a alguien le gusta, que le cuente por qué.

Cenamos después en La Inquilina, en Ave María, Lavapiés, un paté de alcachofas y unos molletes de salmón ahumado con aguacate, con unos precios razonables (no noto diferencia con Bolaños). Allí dibujo a Justo, que parece salido de otro barrio y da una idea de los cambios acaecidos en Lavapiés en los últimos años. Él se ve con mucho parecido a su padre. Supongo que él se le parecerá mucho y todavía no ha asimilado que ya ha llegado a la misma edad de la imagen que tiene de él.

El barrio está alegre y hormigueante. Se charla en los bares y sus terrazas. Será un buen invierno.

viernes, 29 de noviembre de 2019

los crisantemos de zou chuan'an


 
 
 
 
 
 







Zou nació en 1941 en Xinhua, provincia de Hunan. Miembro de la Asociación de Artistas Chinos, y profesor Arte de la Universidad Hunan. Ultimamente se ha dedicado al estudio y creación de pinturas Gongbi (tradicional combinada con técnicas modernas). Su obra está marcada por el virtuosismo y la elegancia con una vitalidad poderosa. Ha capturado el encanto de pinceladas expresionistas y detalles meticulosos. Es muy apreciado también en el extranjero. Es el más destacado representante del estilo Gong-bi en flores y aves.
A pesar de que su obra más aplaudida es de un rabioso colorido, yo prefiero estos dibujos a línea, en este caso de crisantemos.