martes, 15 de marzo de 2016

los bordados de la chilena juana gómez














Mi trabajo nace de la observación de la naturaleza y los procesos que determinan la forma en que se estructuran y construyen los seres vivos y el mundo inorgánico. Esta ley fundamental se puede ver en las nervaduras de una hoja, el curso de un río y sus afluentes, el sistema nervioso central de los seres humanos, las corrientes del mar y las rutas del tráfico de Internet. Descifrar ese lenguaje común, que conecta lo micro con lo macro, el mundo externo e interior, permite distinguir un patrón que ejerce influencia en lo inerte, biológico, social y cultural. Nos afecta de forma continua, apenas consciente, y rige aspectos tan cotidianos como nuestros desplazamientos por la ciudad, y otros tan personales como la simbología de nuestros sueños. Su esencia radica en la manera en que las cosas fluyen por el camino de menor resistencia.

Estos bordados se basan en la repetición de una estructura que rige el mundo orgánico e inorgánico y que explica la complejidad de las formas que surgen en la naturaleza. Su forma icónica es el árbol, la cual se replica en nuestros órganos internos, sistemas nervioso y sanguíneo, en el curso de los ríos y las redes de comunicación y transporte. La Teoría Constructal busca explicar todos estos fenómenos, cuya supervivencia depende de su capacidad para maximizar el flujo alterando su forma.

Juana Gómez hace bordados a mano y dibujos sobre fotos y sobre telas impresas. Yo veo un punto de unión entre la Taranta y mi abuelo. Pinchar sobre las imágenes para ver los detalles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada