miércoles, 21 de mayo de 2014

matando abejas

Un grupo de plaguicidas está ligado al fenómeno que está diezmando las colmenas en todo el mundo, según un informe de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. -Materia

La misteriosa desaparición de las abejas de las colmenas puede estar directamente relacionada con el uso de insecticidas, según una nueva investigación de la Universidad de Harvard. Los científicos demostraron que la exposición a dos neonicotinoides, de la clase más utilizada en el mundo de los insecticidas, llevó a la mitad de las colonias estudiadas a morir, mientras que ninguna de las colonias no tratadas vio sus abejas desaparecer. -The Guardian

La biodiversidad también tiene rendimiento económico. Es lo que indica un estudio de investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte que ha visto una relación entre la mayor diversidad de las abejas y la producción de arándanos. Este estudio se suma a otros anteriores con similares resultados que observaron una relación entre la diversidad de estos insectos y las cosechas de calabazas.
Las abejas son los mayores polinizadores de la naturaleza, una actividad de la que depende el 35% de la producción mundial de comida. Cuando van a buscar el néctar con el que producen su miel, las abejas llevan el polen desde los estambres hasta el estigma, donde fecunda los óvulos de la flor que dan lugar a las flores y los frutos. Esta actividad, de gran utilidad para todos los seres vivos, pero en particular para los humanos, que emplean incluso abejas domésticas para mejorar las producciones de sus cultivos, ha sido correspondida con cierta ingratitud por los animales civilizados. La destrucción y fragmentación de sus hábitats, el uso intensivo de la tierra o el empleo de algunos pesticidas está haciendo más difícil la vida a estos insectos y mermando su diversidad. -Materia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada