domingo, 5 de marzo de 2017

las neuronas de cajal

Células piramidales teñidas con el método de Golgi por Ramón y Cajal
Transmisiones nerviosas al estómago y la garganta en elos casos de vómito y tos
Células gliales en la corteza cerebral. Dibujo quizás influido por Van Gogh o Munch
Neurona piramidal


Axones talámicos aferentes a la corteza cerebral humana (Circunvolución frontal).
Dibujo, tinta negra sobre papel. Instituto Cajal (CSIC), Madrid

Conexiones sensitivo-motoras de la médula espinal. Golgi (I), Cajal (II).
Dibujo, tinta negra sobre papel. Instituto Cajal (CSIC), Madrid.


Estructura y conexiones del asta de Ammón y la dirección del impulso nervioso. Tinta negra sobre papel. Instituto Cajal.

Dibujo del corte horizontal del centro cerebroide de la sepia, pintado por Ramón y Cajal hacia 1917.
© Herederos de Santiago Ramón y Cajal.
Dos teorías opuestas de la composición del cerebro: la teoría reticular, izquierda, y la doctrina de la neurona que se proponía.

Célula de Purkinje del cerebelo del hombre adulto. a, axon; b, colateral recurrente;
d, vacíos en donde se alojan células en cesta; c, huecos para vasos." Esta figura fue
reproducida en la Textura del sistema nervioso del hombre y de los vertebrados
(Cajal 1899b, 1904, figuras 10 y 365). © Herederos de Santiago Ramón y Cajal.





Muchos de los dibujos de Cajal son composiciones en las que nos muestra sintéticamente la compleja textura de una región dada del sistema nervioso, y esto es realmente su gran contribución, ya que requiere aunar las dotes artísticas con la interpretación de las imágenes microscópicas; es decir, discernir entre lo que es un artefacto o un elemento real y resaltar las características fundamentales de la estructura a través de la copia exacta de la imagen obtenida con el microscopio. De este modo, la ilustración de los hallazgos histológicos mediante dibujos dio lugar irremediablemente a cierto escepticismo. Muchos de los dibujos de Cajal eran considerados por algunos investigadores como interpretaciones "artísticas", y no como copias más o menos exactas de las preparaciones.

Autorretrato en Valencia, 1895
Ramón y Cajal también utilizaba poemas muy ingeniosos para describir la neurona. No sólo fue un gran dibujante de todo lo que observaba a través del microscopio, sino también describía sus observaciones a través de poemas, realmente no sólo se trataba de un gran científico, sino de todo un artista cuya mayor inspiración fue la Neurona:

“¿Hay en nuestros parques algún árbol más elegante y frondoso que el corpúsculo de Purkinje del cerebelo ó la célula psíquica, es decir, la famosa pirámide cerebral?” 

El denominado “Legado Cajal”,  conservado y expuesto en el Instituto Cajal del CSIC, Avenida del Doctor Arce 37 de Madrid, incluye todas aquellas pertenencias, mayoritariamente científicas, que el propio Cajal quiso que se conservasen en su Instituto cuando él falleciese (1934). En 1945 se inauguró en el Instituto Cajal por primera vez el Museo Cajal; desde entonces, los propios científicos del Instituto Cajal han sido los responsables de su conservación, contando con apoyo económico proveniente del CSIC, Comunidad de Madrid, La Casa Encendida e instituciones privadas. Su visita es posible previa solicitud por correo electrónico a la dirección: r.martinez@cajal.csic.es, de lunes a jueves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada