sábado, 1 de junio de 2013

dos días en madrid













Nos damos una vuelta por la capital del reino. La gran sorpresa es que La Caixa cobra por su obra social en sus salas de exposiciones. Aprendemos sobre las culturas de las primeras ciudades entre el Tigris y el Eúfrates, y disfrutamos de sus figuras de grandes ojos y largas barbas, vehículos con ruedas, embarcaciones, animales domésticos, grandes edificios, sistemas de pesas y medidas y tablillas de cerámica escritas con cuñas. De cómo la religión se inventa para legitimar el poder. Menú japo en el Restaurante Hong. Abundante, barato y bien servido, en un local muy agradable y luminoso. En la Casa Encendida vemos esos monigotes que hacen los jóvenes ilustradores y en el Circo Price un joven alemán hace piruetas contra la gravedad y la lógica (gracias Marisa). Por la noche, una cervezas con los amigos en la terraza del Revuelta, en la calle Argumosa, donde no para de pasar gente pidiendo.

A la mañana siguiente, compro material para el Camino y paseo por Los Austrias hasta la Plazas de Santiago y de Oriente. En la Plaza del Conde de Barajas hay una tienda interesante con cuadernos con cubiertas de cuero y bolsos para cuadernistas. Además han tenido la feliz idea de poner un banco en la calle, desde donde dibujo esta plaza desangelada sin asientos. Cuando dibujo dentro de la Iglesia de Santiago, en la plaza del mismo nombre, sale un cura y empieza la misa. Como solo estamos dos feligreses y la otra no para de levantarse y sentarse, abandono el empeño, pero uso la cúpula para decorar la cafetería chifa del Mercado de Mostenses. Una vuelta por Malasaña (Barrio Sésamo), donde aguantan malamente ese montón de pequeños negocios artesanos. Isabel nos enseña su curro rescatando muebles antiguos y luego comemos de maravilla, con ella, en Selva. Nos liamos con los cubatas y las historietas de Pacheco en una terraza de la Plaza de Las Comendadoras, y ya no vamos a la Feria del Libro.

De vuelta al pueblo, cenorrio en Ciudad Real y más copas. Pero esto ya es otra entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada