martes, 18 de febrero de 2020

bar revuelta

En Argumosa 23, el Bar Revuelta es un clásico de Lavapiés que ha pasado de padres a hijos, o sea: de Miguel Revuelta a sus hijos, que mantienen su antiguo aspecto y los clientes de toda la vida. Sus precios son populares, 1,40 la caña, pero la cerveza de barril es Cruzcampo y solo tiene tapas de cocina los domingos. Ideal para oír charlas sobre lo que fue este barrio. Ha desaparecido el futbolín.

lunes, 17 de febrero de 2020

le marais gentrificado

Una nota urgente en la puerta de "Les Mots à La Bouche" agrega: "¡Necesitamos su ayuda!". Esta institución parisina de 40 años, es la mejor librería LGBT en Francia y considerada una de las mejores del mundo, un punto focal del histórico barrio gay de París en el distrito de Marais. Pero a medida que la especulación inmobiliaria en el centro de París alcanza alturas vertiginosas, se estima que en ciertas épocas del año hay más alquileres de Airbnb que residentes en el Marais, la librería se ve obligada a abandonar el mercado por el aumento de los alquileres.

Su partida es un duro golpe para la comunidad gay de París, ya que los activistas advierten que el centro de París está destruyendo su identidad cultural al permitir que las tiendas de moda de lujo dirigidas a turistas ricos expulsen a las empresas locales, incluidos los bares gay.

Yvette Leglaire, 
estrella del cabaret local, dijo: "El Marais gay se está muriendo". La oficina de turismo de París todavía promueve el Marais como "un pequeño pueblo auténtico pero moderno", pero su escena gay, que comenzó en la década de 1980 cuando era de clase trabajadora, en mal estado y barata, se está erosionando lentamente. Varios bares gay históricos han cerrado en los últimos años a medida que las marcas de moda de Lacoste a Chanel se mudan.

Se teme que, al igual que con Barcelona o Venecia, la especulación inmobiliaria y la búsqueda comercial de ganancias del turismo despojen al centro de París de su originalidad y atractivo local. Un residente con antigüedad dice que la avalancha de marcas de moda de lujo está convirtiendo al Marais en "una tienda gigante libre de impuestos al aire libre". "Una vez, el Marais tuvo mucha vida, pero ahora las tiendas de lujo hacen que se vea igual que en muchos otros lugares del mundo".


cuadernistas LV



Daniel Castro Alonso

Ángel Lage Lucendo

María Luisa de Orleans

Jim Bradshaw

domingo, 16 de febrero de 2020

la estación fantasma de chamberí

























En la Plaza de Chamberí, de Madrid, hay un extraño monumento, al estilo de los futuristas rusos, que esconde una escalera de caracol para bajar a una estación de metro cerrada desde 1966 y por la que siguen pasando los coches del suburbano que van por la línea 1, la azul, pero sin parar. Es la entrada de la estación de Chamberí, entre Bilbao e Iglesia, que desapareció al alargar los trenes de cuatro a seis coches, ya que estaban muy cerca entre sí, y se ampliaron ambas hacia Chamberí, para acercarlas más y así evitar intervenir en una estación demasiado en curva. Ahora, convertida en museo, se visita de forma gratuita y guiada para escuchar, ver y comprender la historia del Metro de Madrid desde una de sus estaciones congelada en el tiempo, en sus primeros años de vida.

Después de una espera en la cola frente a la puerta, el suficiente tiempo para hacer el dibujo de arriba, Manuel, el vigilante, nos deja pasar en grupo. Pasamos por una taquilla antes ocupada por solteras, solían ser chicas de 14 a la edad en que se casaban, de 18 a 21 años. Entonces recibían la dote, que no era otra cosa que la liquidación. También había algunas solteronas y viudas (a las que respetaban su puesto de trabajo antes de casarse). Los pasillos son abovedados y cubiertos de azulejos blancos, con algunas zonas enmarcadas con azulejos sevillanos de color, de más calidad. El suelo parece una colmena con baldosas de cemento hidráulico hexagonales. Los anuncios originales, en azulejos, también se conservan (pues se encontraron debajo de todos los de papel posteriores): Perfumerías Gal, Almacenes Rodriguez, Relojes Longines, Cafés La Estrella, Agua de Carbaña... El jefe de estación con gorra está en una pequeña cabina en el andén. Los coches son metálicos con un sistema de alimentación eléctrico copiado de los tranvías. Los llevaban el maquinista y el jefe de tren, que cerraba y abría las puertas desde el primer vagón. Pero para ver los antiguos coches tendremos que ir a la estación de Chamartín. Allí seguro queda alguno de aquellos adhesivos pegados en los cristales de las puertas que rezaban: No obstruyan las puertas. No introducir el pie entre coche y andén, que con unos retoques gamberros quedaban de esta forma: No huyan las putas. No introducir el pene entre... Un retoque muy popular que la guía parece desconocer.


El proyecto arquitectónico es del arquitecto Antonio Palacios, famoso por su participación en el Palacio de Comunicaciones, el Casino de Madrid, el Hospital de Jornaleros, el Círculo de Bellas Artes, etc. Otamendi y sus socios se encargaron de hacerlo realidad con solo la financiación de cuatro millones de pesetas del Banco de Vizcaya y uno del rey Alfonso XIII, que animó a otros pequeños inversores. Se inauguró en 1919, una línea de cuatro kilómetros de Sol a Cuatro Caminos, con trenes de cuatro coches. A pesar de que se cogió como modelo el metro de París, la forma de alimentarse los trenes de electricidad fue diferente: el contacto sería por el techo, y no por el suelo, mucho más peligroso.

El metro tuvo mucho éxito. En 1921 se amplió la línea hasta Atocha. En el 24 se inaugura la línea de Sol a Ventas, se ponen a la venta los billetes de ida y vuelta y se abre la central eléctrica de Pacífico. En la Guerra Civil las instalaciones se usan como refugios antiaéreos y los bombardeos las deterioran. En los años 40 y 50, con las restricciones de combustible, aumenta el número de usuarios. En los 60 se alargan los trenes con dos coches más. Se cierra la estación de Chamberí. Años después, completamente abandonada, los mendigos empiezan a ocuparla para dormir, entrando por el túnel desde las estaciones vecinas, a partir del cierre del servicio. Algunos viajeros ven luces y siluetas desde los trenes que la cruzan sin parar. Se crea una leyenda de fantasmas, que va engrosándose con el boca a boca. Dicen que aparecen muertos de la guerra. Empiezan a llamarla la estación fantasma. Iker graba unas psicofonías. Aparece en las rutas turísticas del Madrid misterioso y se celebra algún Halloween.

Esta estación museo forma parte del conjunto de museos suburbanos del Metro denominado Andén 0, que incluye también la Nave de Motores de Pacífico, el Museo de Coches de la Estación de Chamartín, el hall de la Estación de Pacífico, el yacimiento del los Caños del Peral y el yacimiento paleontológico en la Estación de Carpetana.

La visita es recomendable, mejor un día laborable para no hacer cola. Que sea de balde no menoscaba la maravillosa explicación de la guía, que está estupenda.

MetroMadrid
TurismoMadrid
SomosChamberí

sábado, 15 de febrero de 2020

una caña en la embajada

Me gusta este lado de la barra en las cañas de la mañana. Entra el sol por un gran ventanal y te acaricia mientras oyes conversaciones, dibujas y bebes cerveza con empanada de sardinas. A la una salen las tapas de cocina.

viernes, 14 de febrero de 2020

bolaños expuesto en granada


El Museo de la Casa de los Tiros de Granada acoge desde el 4 de diciembre de 2019 hasta el 1 de marzo de 2020 una exposición que aborda los baños árabes o hammam que hubo en la Península durante la ocupación musulmana y de los cuales, uno se encuentra en el Castillo de Doña Berenguela.

En la visita a la muestra, podrán observarse multitud de restos de estas estructuras, utilizadas hasta el siglo XVI, que se suman a fotografías, contenido audiovisual, estudios y otra documentación acerca de esos espacios en los que se mezclaba el ocio con la higiene y la salud. La entrada será gratuita y durante el recorrido, los turistas podrán conocer más cómo era el día a día de las personas que utilizaban los baños árabes que había en nuestro pueblo entre muchas otras ubicaciones.


Los baños árabes de Bolaños están dentro del Castillo de Doña Berenguela, el monumento más famoso de la localidad, construido entre los siglos XII y XIII y que ha sido uno de los emblemas con los que Bolaños se ha dado a conocer. El hammam que alberga en su interior, en el patio del castillo, estaba inspirado en las termas romanas, y se componía en su origen de varias salas: una caliente, otra templada y una fría a la que se añadieron algunas estancias más. Además, sufrió algunas remodelaciones posteriormente, en los siglos XIV y XV y que formaba parte de un conjunto más amplio de recogida y distribución de aguas.

De los baños árabes de nuestro pueblo destaca la sala caliente o “hipocausto”, que contenía un horno de dos metros de diámetro en el que se calentaba el agua y varias bañeras y al que acompañaban pequeños canales que servían para desaguar y mantener limpias las estancias.


chema pregunta

jueves, 13 de febrero de 2020

cafetería pastelería la mallorquina de la puerta del sol


Esta clásica pastelería con obrador propio, con ya 126 años, de la Puerta del Sol, y cuyo nombre le viene por el origen de sus tres socios fundadores, tiene en el piso superior un hermoso salón con ventanas a la calle desde las que observar la vida de la plaza y un precioso mobiliario donde poder tomar café sin prisas con algún dulce. Demasiado a menudo hay que esperar un poco para tener mesa. El servicio es bueno. Muchas personalidades han pasado por su salón de té. También tuvo tertulia de libros. Tiene sucursales en el Rastro y en la calle Velázquez, que jamás he visitado.

miércoles, 12 de febrero de 2020

apuntes de máscaras de madera


Las máscaras han permitido al hombre, durante la historia, ocultar su cara y, así, ser alguien completamente distinto. Durante diversas ceremonias los personajes enmascarados desempeñaban papeles distintos como dioses, espíritus, héroes legendarios, antepasados muertos o animales. Talladas con imaginación y fantasía, eran parte indispensable de espectáculos  teatrales, oficios religiosos, enseñanza o juegos. Estas han sido talladas en madera por anónimos artesanos populares de diferentes culturas en todo el mundo, en concreto de México, Congo, Costa de Marfil, Gabón, Guatemala, Mali, Burkina Faso, Isla King y Papúa Nueva Guinea. He simplificado su elementos y colores (rojo, amarillo y negro) para decorar objetos de cerámica.

martes, 11 de febrero de 2020

kingston hacia la autogestión

FarmHub








Muchos de nosotros nos encontramos con el mismo problema: la imposibilidad de acceder a un seguro de salud. Hace tiempo que el sistema de sanidad de EEUU es un desastre: lo era entonces y todavía lo es, porque aunque hay un sistema de sanidad público, los gastos extra y los copagos son astronómicos. Por suerte, entre nuestros amigos había médicos y dentistas que consideraban que nuestro trabajo era igual de valioso que el suyo. Entonces, se nos ocurrió algo. Basándonos en el viejo sistema de trueques, diseñamos una forma de intercambiar el arte de la medicina por la medicina del arte.
En octubre de 2010, lanzamos nuestro primer festival de arte callejero que duró todo un fin de semana, con música en vivo y eventos vinculados con la salud. Lo llamamos O+, como el grupo y el tipo sanguíneo. El público general podía participar mediante una donación. Los profesionales de la salud podían ofrecer su trabajo en una clínica que montamos en la calle. Durante los siguientes años, miles de artistas como Lucius, Spiritualized y artistas locales que han tocado con los B-52’s y David Bowie, han recibido atención médica y dental valorada en cientos, a veces miles de dólares. Algunos artistas incluso afirman que la atención que recibieron allí les salvó la vida.   
Iniciativas agrícolas como Farm Hub trabajan para lograr sistemas de alimentación fuertes e igualitarios. Una red de carriles bici conecta los pueblos con las granjas locales (para cuando ya no haya gasolina para los coches). Y organizaciones como RiseUp Kingston, Kingston Citizens, Nobody Leaves Mid-Hudson, y la Kingston Tenants Union facilitan la participación ciudadana, luchan contra los desahucios y promueven políticas públicas para combatir la cada vez más acuciante escasez de viviendas. Visto desde mi casa en el sur del país, da la sensación de que, poco a poco, Kingston está montando la infraestructura de una comunidad autosuficiente, una comunidad que pretende sobrevivir a un posible colapso económico sobre el que bromeamos mientras bebemos cerveza en Rough Draft.
Jessica DuPont, vendedora de libros

Aquí hay gente que está intentando encontrar una vivienda que no le cueste el 50% de sus ingresos o quedarse en viviendas en las que han vivido durante décadas y que la gentrificación no los obligue a marcharse del barrio. La crisis climática, la potencial agitación civil…¿Cómo nos organizamos a nivel local para abastecernos cuando todas estas cosas que parecen estar yéndose al diablo se vayan efectivamente al diablo? Cuando todo se vaya al carajo, no va a venir nadie a rescatarnos. Tenemos que encontrar una solución nosotros mismos, porque esta es nuestra ciudad. Aquí es donde vivimos. Esto es todo lo que tenemos.
Jimmy Buff, ejecutivo de Radio Kingston WKNY, no comercial