miércoles, 15 de agosto de 2018

martes, 14 de agosto de 2018

desayunando al amanecer

No sé si las cosas deberían desaparecer con sus dueños, como esas fotos que los muertos se llevan en su ataúd. Desde la perspectiva del muerto, me parece una buena idea. Pero desde la del vivo, ¿por qué evitar esa extraña sensación que nos produce bebernos el café con leche en el tazón que usaba nuestra madre y que un alfarero hizo en la costa de Tarragona?

lunes, 13 de agosto de 2018

matrícula de bicicleta













Hasta finales de los años setenta, las bicicletas se matriculaban en España. Era una chapa de carácter local con un número de identificación que se renovaba anualmente pagando una tasa municipal. La norma no era general, y su fin, en realidad, era cobrar un impuesto. Hay que tener en cuenta que en las pequeñas poblaciones era el vehículo más utilizado.

He aquí una de Bolaños.

domingo, 12 de agosto de 2018

jueves, 9 de agosto de 2018

todo

Los muertos no necesitan
aspirina o
tristeza
supongo.

pero quizás necesitan
lluvia.
zapatos no
pero un lugar donde
caminar.

cigarrillos no,
nos dicen,
pero un lugar donde
arder.

O nos dicen:
Espacio y un lugar para
volar,
da
igual.

los muertos no me
necesitan.

ni los
vivos.

pero quizás los muertos se necesitan
unos a
otros.

En realidad, quizás necesitan
todo lo que nosotros
necesitamos

y
necesitamos tanto
Si solo supiéramos
que
es.
probablemente
es
todo

y probablemente
todos nosotros moriremos
tratando de
conseguirlo

o moriremos

porque no
lo
conseguimos.

Espero que
cuando yo esté muerto
comprendas

que conseguí
tanto
como
pude.


Todo de Charles Bukowski.

miércoles, 8 de agosto de 2018

nuevo festival de cine en almagro


el reloj de pulsera

El reloj de pulsera es una adaptación del reloj de bolsillo. Abraham Louis Breguet fue quien, en el año 1812, construyó el primer reloj de pulsera para Caroline, reina de Nápoles y hermana menor de Napoleón. En general, sin embargo, los relojes de bolsillo seguían predominando. No es hasta comienzos del siglo XX cuando el reloj de pulsera comienza a dominar.

Por esta época, las damas comenzaron a poner de moda, unos pequeños relojes de bolsillo llevados en la muñeca. Esta moda por el momento se limita a las mujeres, ya que los hombres siguen llevando sus relojes de bolsillo colgando de una fina cadena al estilo tradicional, lo que según la ocasión, resultaba realmente poco práctico. Un ejemplo de esto son los pilotos, quienes, por aquella época, y dado lo reducido de sus instrumentos de abordo, verdaderamente necesitaban el reloj para realizar mediciones rápidas y de gran relevancia. El pionero de la aviación brasileño Alberto Santos-Dumont pidió a su amigo y relojero parisino Louis Cartier que le fabricara un reloj que pudiera llevar en la muñeca. Cartier Santos es por tanto uno de los primeros modelos de reloj de pulsera que existieron para caballero. A lo largo de la primera guerra mundial el reloj de pulsera se impuso entre los militares y finalmente también en la sociedad civil llegándose a convertir en un estándar una vez finalizada la guerra.

El primer reloj automatico (en forma de reloj de pulsera con péndulo de inercia) fue inventado en 1923 por John Harwood. Más adelante, Rolex construyó un reloj automático con un rotor de cuerda unilateral y lo patentó. En este principio se basan los mecanismos que hoy en día encontramos en los relojes automáticos comunes.

No es hasta el año 1967 cuando el Centre Electronique Horloger en Suiza presenta el primer reloj de pulsera electrónico con una pieza diminuta de cuarzo como elemento regulador. En los años posterirores fue alcanzando cada vez más fama y ganándole terreno a la relojería mecánica.

martes, 7 de agosto de 2018

los cuatrocientos golpes y kogonada



NP: Si pudieras recomendarle una película a tu yo más joven, una película que no hubieras visto a esa edad pero que ya has visto, ¿qué película elegirías? ¿Y a qué edad?

KOGONADA: Ojalá hubiera visto "Los 400 golpes" antes. Para cualquier espectador de cine serio, en esa primera película te encuentras algo extraño o de arte, que tiene sus propias reglas y gustos, y o bien porque te sientes asqueado, estás aburrido o algo sobre lo diferente te captura y reconsideras la película por completo. "Los 400 golpes" lo hizo con muchos, y tal vez desearía haberla visto antes. Como la mayoría de los adolescentes, experimenté tanto conflicto, tanta distracción, y lo que encontré en "Los 400 golpes"  fue esto: es suficiente para que un personaje central sea humano. No tiene por qué ser un héroe. Pueden ser humanos, y su viaje puede ser realmente interior. Toda una película podría ser esta lucha tranquila. Eso te resolverá como un ser humano. La adolescencia puede ser tan inquietante.


lunes, 6 de agosto de 2018

la última carta de lorca

LORCA


Le fusilaron de madrugada el 18 de agosto de 1936, cerca del manantial conocido como Fuente Grande, a la vera del tristemente famoso barranco de Víznar, bajo cuya tierra yacen cientos de víctimas de la vesania de los sublevados granadinos. Nadie ha dejado constancia de los últimos momentos de Lorca. A su casa de la calle San Antón de Granada, donde estaba su padre, se acercó uno de los sicarios de la “Escuadra Negra” con una carta de Lorca: “Te ruego, papá, que a este señor le entregues 1000 pesetas como donativo para las fuerzas armadas”. Una vileza urdida desde el Gobierno Civil para dar a entender, que si entregaba ese dinero, salvaría la vida de su hijo. A continuación, los asesinos, al chófer de la familia Lorca, Francisco Murillo Gámez, le dijeron que acababan de fusilar al poeta. Un paquete de Lucky le enseñaron sustraído del bolsillo de Federico como prueba del crimen. Aquella carta del poeta estuvo en el bolsillo de don Federico García Rodríguez hasta su muerte. No en vano era el último autógrafo de su hijo.