jueves, 20 de septiembre de 2018

prolífico eduardo

Seguimos sintiéndonos felices cuando vemos el buzón lleno. Y más aún con esos paquetes de Eduardo Salavisa, que sabemos nos llevarán de viaje. Incansable Eduardo con sus pequeños cuadernos en el bolsillo. Mientras nosotros, a veces, nos cansamos de no verle sentido, imperturbable Eduardo sigue adelante amando los dibujos, amando los cuadernos. Viviendo para los cuadernos.

desenhador do quotidiano

miércoles, 19 de septiembre de 2018

martes, 18 de septiembre de 2018

la guerra santa del 36


Hablar de 1936 como una yihad católica hace entender el catolicismo —la semántica vertida en el discurso integrista de sus promotores públicos— no como una religión sino como una ideología moderna, que aspiraba a dotar de referentes todas las esferas de la vida de unos sujetos que ya sólo podían verse como ciudadanos, y ello por mucho que lo que plantease el discurso católico fuese paradójicamente una utopía anti-cívica y negadora de toda la tradición de la modernidad política occidental. De hecho, los intelectuales, publicistas y propagandistas católicos durante la II República y la guerra eran en su mayoría civiles, que aprovechaban las libertades de opinión y expresión de la esfera de opinión en expansión gracias al establecimiento de la democracia para socavar discursivamente los fundamentos del orden republicano y el liberalismo en que este se fundaba. Este lenguaje moderno y de extracción civil no suprimía ni negaba la herencia más tradicional del catolicismo como conjunto de preceptos teológico-morales ortodoxos: la Cruzada española del siglo XX mantuvo así todos los rasgos heredados de sus homónimas medievales, en particular el poder legitimarse como una guerra justa en la medida en que era presentada como una reacción defensiva ante la amenaza de la integridad moral y el estatus jurídico de los seguidores de la confesión católica. 

(...) La definición de 1936 como una Cruzada activó mucho más que un simple horizonte de expectativa de intolerancia neo-confesional con pretensiones de resocializar a los españoles en valores tradicionales. Fue de hecho la concurrencia de un imaginario de guerra santa lo que funcionó como sustrato común y amalgama de todas las justificaciones para la represión franquista, ofreciendo a la vez su versión más extrema: el combate en nombre del integrismo religioso no aspiraba a la simple derrota militar ni se detenía en la estigmatización del vencido, pues negaba al contrincante en su totalidad y sin límite, ya que la pervivencia de éste socavaba por principio la integridad del supuestamente amenazado católico. Es obvio que esta radical exclusión del otro remite a la definición convencional de política como un radical juego de suma cero, pero conviene subrayar un atributo añadido que redimensiona el caso: la definición de Carl Schmitt de lo político como la distinción radical entre amigo y enemigo, se inspira muy concretamente en la tradición del catolicismo político.

(...) 1936 fue una guerra santa pero no una guerra de religión o entre religiones, por mucho que las ideologías que sostenían la causa de la República democrática contuvieran importantes matrices de significado de corte escatológico. El discurso de la Cruzada adquiere así un estatus irreemplazable como factor de discriminación entre lo que pudieran ser tropos religiosos diseminados por los diversos discursos de la movilización pro-republicana y un verdadero ideario en clave de guerra santa como el del bando franquista. 

Pablo Sánchez León en Bajo Palabra, Revista de Filosofía II Época, Nº 13 (2017)
Pintura: Exaltación de Franco

lunes, 17 de septiembre de 2018

cambios en la rifa



La presencia de Toni Martin como director de arte de las actividades institucionales del pueblo está convirtiendo la tradición en una tradición televisada. Más espectáculo y traje regional. Más turístico. Más cartón piedra y trampatojos. Uno se siente más alejado, como si acabara de llegar a un programa de televisión o participase en un juego de disfraces (Oh, esas chambras recién compradas!).

Cada uno se divierte como quiere. Lo peor es que se emborrache el piloto.
(Malagón, te echamos de menos)

domingo, 16 de septiembre de 2018

sobriedad y libertad

Yo no soy otra cosa que un viejo sencillo y sobrio, y planteo la sobriedad en la vida como bandera para concebir la libertad. Si tengo mucho compromiso económico tengo que vivir trabajando por la exigencia económica y no me queda tiempo para vivir. Si soy sobrio, vivo con lo justo y me queda tiempo para hacer las cosas que a mí me gustan. Que no son negocios. Hay que tener tiempo para los afectos, para las relaciones personales. La vida se nos va. No tiene sentido gastar la vida pagando cuentas, llenándose de cosas. No puedo arreglar el mundo, pero le puedo decir a los jóvenes que tienen la libertad en la cabeza, que no se dejen arrastrar. ¿Por qué? Porque viví muchos años preso, y el día que me ponían un colchón estaba contento. Y llegué a la conclusión de que las cosas fundamentales son muy pocas. -José Mujica, expresidente de Uruguay

sábado, 15 de septiembre de 2018

viajes de colón por cuba y territorios adyacentes

José María de la Torre y de la Torre (1815-1873) fue un ilustre geógrafo, arqueólogo, historiador y educador cubano que dedicó gran parte de su vida intelectual al estudio de la historia local cubana. Esta obra cartográfica de 1841 de José María de la Torre tiene importancia desde el punto de vista histórico y geográfico. Describe en detalle los itinerarios de los viajes de Cristóbal Colón a las Américas. El mapa muestra las rutas de cada uno de los tres viajes de Colón, con las fechas en que llegó a cada lugar. Proporciona los topónimos originales, así como los nombres que Colón dio a las diferentes islas. También muestra la distribución de las culturas precolombinas en la fecha del primer viaje de Colón, según la interpretación de José María de la Torre. La originalidad de este mapa reside en su evocación del pasado aborigen que, en la fecha de realización, ayudó a reafirmar la cultura de los pueblos originarios de las Américas. También se muestran la isla de Jamaica y la parte occidental de La Española (Haití). La ilustración en la esquina superior izquierda representa el escudo de Cuba, otorgado a la isla por el rey de España en 1516.

Biblioteca Digital Mundial (Aquí puede verse con mucho más detalle)

jueves, 13 de septiembre de 2018

this is miroslav sasek





Miroslav Šašek nació el 16 de noviembre de 1916 en Praga, en el seno de una familia de molineros. En la escuela, y aficionado al dibujo, decidió convertirse en artista, pero sus padres insistieron en que estudiara para una profesión con perspectivas financieras. Entonces estudió arquitectura en la Universidad Técnica Checa, pero nunca dejó de dibujar y pintar. Esta combinación de conocimiento y habilidades sería fundamental para sus posteriores ilustraciones de observación de la ciudad. Se estableció en Munich cuando los comunistas tomaron el poder de su país después de la Segunda Guerra Mundial y un viaje a París fue el desencadenante de la serie This is. Tal fue el éxito del libro, que llegó a producir muchas más ediciones This is ... a un ritmo prolífico, a veces hasta tres libros al año. Con ellos transportó a sus jóvenes (y no tan jóvenes) lectores a ciudades, países y lugares de todo el mundo: Londres, Munich, Roma, Nueva York, San Francisco, Cabo Cañaveral, Hong Kong, Australia e Israel, por nombrar solo un pocos, aunque nunca, por supuesto, para los países del bloque soviético o su propia casa de Praga, una ciudad que nunca volvería a visitar. 

Sus ilustraciones coloristas, muy realistas y llenas de detalles, dan cuenta de la formación arquitectónica del autor sobre todo en la descripción visual de paisajes, perspectivas y edificios. Los textos son sencillos salpicados con ironía y referencias históricas cuando se requiere. Todos sus libros transmiten ese punto de vista del niño que se sorprende al descubrir algo nuevo. Desafortunadamente las reproducciónes no son demasiado buenas y, respecto a los originales, los colores pierden mucha fuerza. 

Murió el 28 de mayo de 1980 en Suiza. Sus libros, aclamados en todo el mundo en los años 60 y 70, cayeron en relativa oscuridad durante casi 20 años hasta después de 2000, cuando los editores comenzaron a imprimirlos de nuevo.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

la casa de alexander calder en 1963




Calder, escultor de Pensilvania que inventó la escultura móvil, vivió en esta casa con estudio en Roxbury (Connecticut), alternando con su casa de París, los últimos 25 años de su vida. Cuenta que la única vez que encendieron la chimenea fue cuando Moncha, la mujer de Sert, hizo allí una paella. Su nieto dice sobre ella que permanece exactamente como su abuelo la dejó: como si hubiera salido a comprar un cartón de leche, pero no regresó. La última residente fue Jill Magid (Bridgeport, Connecticut, 1973), que ganó la estancia como premio de la Fundación Calder por una performance sobre la obra de este escultor este mismo año. 

lunes, 10 de septiembre de 2018

domingo, 9 de septiembre de 2018

apuntes en toledo




Un paseo desde un cigarral hasta Santa María la Blanca.
1: Toledo desde El Bosque. 2: Algunos cigarrales, el Tajo y el puente  de San Martín. 3: Calle de los Reyes Católicos. 4: Interior de la sinagoga.