domingo, 17 de diciembre de 2017

art brut à parís




















Jean Dubuffet creó este concepto filosófico y lo definió en 1946. Se refería al arte ajeno al mundo artístico, arte bruto, sin procesar, instintivo, primitivo, sin una formación académica. Es un arte que se desarrolla sin contacto, ni contaminación, con las instituciones artísticas presentes ni pasadas. Por tanto todo lo plasmado en la obra nace de lo más profundo de cada uno de los artistas y de su percepción del mundo. Lo que Roger Cardinal llamó Arte Marginal y otros Outside Art, incidiendo en la autoría de excluidos de la sociedad, el lado oscuro de la tradición artísticaDubuffet comenzó a reunir una colección de esta clase de obras y a divulgarlas por medio de exposiciones y de publicaciones después de la segunda guerra mundial para quitarle a las obras el rótulo de arte de enfermos mentales.

Dubuffet afirmaba que todos llevamos un potencial creativo que las normas sociales actuales anulan. Esto se observa en las creaciones de personas que se mantienen al margen de la sociedad, tales como: internos de hospitales psiquiátricos, autodidactas, solitarios, inadaptados o ancianos. Desde 1945 Dubuffet recoge estas obras, fundando en 1948 la "Compagnie d´Art Brut" junto a André Breton, Michel Tapié y otros. La colección formada llega a las 5000 obras, que se exponen por primera vez en 1967 en el Museo de las Artes Decorativas de París, instalándose definitivamente en 1976 en el Château de Beaulieu de Lausana. La colección está formada en su mayoría por obras de enfermos psiquiátricos, generalmente esquizofrénicos; pese a ello, Dubuffet rechazó siempre la idea de "arte psiquiátrico" afirmando que "no existe un arte de los locos". El art brut hoy día tiene una estrecha relación con la artesanía, el arte popular, el arte de los niños y el arte primitivo. El aspecto de primitivismo es fundamental y ha sido asumido a lo largo de todo el siglo XX por ciertos artistas que permanecen al margen de la modernidad.

En la Casa de Victor Hugo, en París, con la locura de su hermano Eugène y su hija Adèle como excusa, se exponen, hasta marzo del año que viene, cuatro colecciones europeas del siglo XIX gracias a aquellos psiquiatras que creyeron en la terapia del arte y supieron valorar las obras de los enfermos mentales como obras de arte: La Folie en Tête. Incluye: la colección de la doctora Browne (1805-1885) de obras realizadas en el Crichton Royal Hospital, institución escocesa pionera en la terapia artística; la colección de Auguste Marie (1865-1934), adquirida en gran parte por Dubuffet y actualmente en la Colección de Art Brut de Lausana; la Colección del Dr. Walter Morgenthaler (1882-1965) conservada en el museo de psiquiatría de Berna; y la colección Hans Prinzhorn (1886-1933), que los nazis incluyeron en su lista de arte degenerado. Morgenthaler  publicó en 1922 el libro Expresiones de la Locura, que ejerció una gran influencia en los artistas de vanguardia.

Aprovechando la visita, y acercándonos al 1 de la calle Cabanis de París, el Centro Hospitalario de Psiquiatría y Neurología Santa Ana expone bajo el título de Érase una vez sus obras más antiguas, de la década de los 40, de su colección de pinturas y dibujos de talleres terapéuticos y de famosos artistas creadores de Art Brut, con las obras de Dubuffet y Volmat en su visión de arte y locura al final de esta década.

sábado, 16 de diciembre de 2017

el hombre de terrinches




El Museo Provincial de Ciudad Real acogió la presentación en sociedad de Luciano, 'El antepasado de La Mancha', la reconstrucción científica de un varón de la Edad del Bronce creada a partir de los restos humanos de 4.000 años enterrados en uno de los túmulos del yacimiento de Castillejo del Bonete, en la localidad de Terrinches.

La reconstrucción del cráneo de este manchego prehistórico enterrado dentro de la cueva de Castillejo del Bonete, bautizado como Luciano en honor a la Patrona de Terrinches -la Virgen de Luciana-. se enmarca en el proyecto global denominado 'Estudio de túmulos prehistóricos en la Cultura de las Motillas', dotado con 34.310 euros y cofinanciado por la Viceconsejería de Cultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. La doctora María Benito, codirectora de la investigación, ha explicado que el equipo de Antropología Forense de la Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense de Madrid ha estado trabajando durante dos años en el estudio antropológico y paleopatológico de los individuos enterrados en los túmulos de Castillejo del Bonete. El equipo de la doctora Benito ha conseguido reconstruir el esqueleto entero de Luciano, un varón de entre 40 y 50 años, cuyos restos fueron exhumados en la campaña de 2015 en la tumba número 5 del túmulo principal.

Se trata de un hombre con signos degenerativos como cifosis y algunos marcadores de ocupación que podrían ser compatibles con el uso del arco. Un varón con un traumatismo con recuperación encima del ojo derecho que se encontró en posición fetal decúbito derecho y que ha supuesto una investigación pionera para el equipo multidiscipinar de la Escuela de Medicina Legal que está trabajando en este proyecto. El magnífico estado de conservación del cráneo ha servido para su reconstrucción completa y para realizar sobre él la reconstrucción facial que ha permitido conocer su rostro y que todavía está en fase de investigación.

Castillejo del Bonete, en la comarca del Campo de Montiel, fue declarado Bien de Interés Cultural en 2014 y cuenta con financiación a través de la línea de ayudas a proyectos de investigación competitivos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Es un santuario solar compuesto por varios túmulos conectados entre sí mediante corredores. Todo el complejo monumental fue edificado sobre una cueva natural que consta de varias galerías. La cueva, que ha permanecido sellada desde la Prehistoria hasta su descubrimiento en 2003, está acondicionada mediante construcciones diversas. También cuenta con arte rupestre esquemático. Tanto su interior como los túmulos exteriores fueron empleados recurrentemente durante más de cinco siglos para enterrar personas, depositar objetos y realizar ritos de comensalidad.

Su origen data de la época del Bronce de La Mancha, la denominación historiográfica genérica de la subdivisión espacial y temporal de la Prehistoria en la península ibérica también conocida como Cultura de las Motillas. Grupos humanos sedentarios, que basaban su sustento en la ganadería y la agricultura, ocuparon el territorio actualmente conocido como La Mancha (gran parte de la provincia de Ciudad Real, prácticamente toda la de Albacete y parte de las de Toledo y Cuenca) a partir del Calcolítico, constituyendo uno de los sustratos indígenas que dio origen a la cultura íbera.


Terrae Antiqvae

En las excavaciones de Castillejo del Bonete han sido encontradas cuatro tumbas con los restos óseos de cinco individuos: dos mujeres, dos hombres y otro sin identificar sexualmente. La tumba más interesante es la número 4 con los restos de una mujer y un guerrero de gran volumen con un ajuar consistente en un puñal, una punta de flecha y un brazalete de arquero, datados entre los años 2340 y 1920 ac.

Se han utilizado un peroné y cuatro costillas en el análisis de isótopos para el estudio de su dieta, que fue fundamentalmente terrestre (animales carnívoros, omnívoros y herbívoros) aunque hay una diferencia entre un grupo de dos y otro de tres individuos, especialmente con el individuo femenino de la tumba 4 que presenta una dieta con aportes de proteína marina. Su ajuar de botones de marfil y esta alimentación diferente nos hace pensar que podría tener una procedencia de la cultura argárica (Murcia y Andalucía oriental).

Estudio de la dieta

viernes, 15 de diciembre de 2017

wilhelm deffke, pionero del logotipo moderno







En los años treinta el alemán Wilhelm Deffke ya había creado 10.000 logotipos y cofundado la agencia de publidad Wilhelm Werk en Berlín después de una temporada con el diseñador industrial Peter Behrens. Durante treinta años practicó el arte del reducionismo gráfico convirtiendo de una forma precisa, geométrica y a veces cómica objetos y personajes. Su uso de siluetas gráficas con el mínimo color ha influenciado fuertemente el diseño posterior en logotipos y pictogramas de aeropuertos y otras señales informativas. A pesar de ello y de su gran influencia en el diseño comercial posterior nunca llegó a ser famoso, pues, como sucede en estos casos, de estos trabajos solo queda el nombre comercial que simboliza o, rara vez, el de la agencia que lo creó. Es gracias a la Bröhan Design Foundation de Berlín, que este diseñador ha obtenido un lugar más merecido en la historia gracias a la edición del libro Wilhelm Deffke: Pionero del Logotipo Moderno, publicado el verano del 2015 por Scheidegger & Spiess en Alemania.

jueves, 14 de diciembre de 2017

refugios

¿Qué pedimos a un café las frías tardes de invierno? Calor, madera y gente charlando de sus cosas. Que nada perturbe esa atmósfera relajada donde el sufrimiento no trasciende. Globos luminosos que den ese aspecto cósmico. Compañía sin sumisión. Un café caliente sin torrar. Una cerveza no demasiado ácida. Un niño cómplice con tu dibujo. Los pies nerviosos cambiando de sitio. Esas manos que no saben dónde posarse. Palabras que revolotean como mariposas y que a veces hacen frases en el papel. Quizás una camarera que te diga que su padre también dibuja o alguien que me vio subido a la lámpara y le gustaría ver lo que yo he visto.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

martes, 12 de diciembre de 2017

café con espejo

tristes violines en el casino del prado

Alexis Hatch al violín y Larisa Tedtoeva al piano en los lunes musicales de Ciudad Real, en el Antiguo Casino.

lunes, 11 de diciembre de 2017

el herbario de elizabeth blackwell




Este impresionante herbario de plantas medicinales bellamente ilustrado tiene detrás una historia curiosa: fue dibujado, grabado y coloreado por Elisabeth Blackwell y publicado semanalmente, cuatro láminas y una página de texto a la semana, entre 1737 y 1739, hasta 500, con el fin de recaudar dinero para sacar a su marido de prisión, encarcelado por deudas, utilizando especímenes del Chelsea Physic Garden.

Hija de un comerciante exitoso que le dio una educación que incluía el dibujo y la pintura, cometió el error de casarse con Alexander Blakwell, un oscuro personaje que ejercía de médico sin formación, que se adentró en varias aventuras ruinosas y que acabaría ahorcado en Suecia por traición en 1784.

Ella se adentró en el proyecto haciendo ella misma las ilustraciones y usando los conocimientos médicos de su marido para escribir los textos que las acompañaban. Recibió el apoyo de la Sociedad de Boticarios y varios médicos destacados. Alquiló unas habitaciones en Swan Walk, al lado del Chelsea Physic Garden, que se había establecido en 1673 como un jardín para enseñar a los boticarios aprendices a identificar plantas y ahora estaba cultivando las nuevas plantas exóticas de las Américas.

Con el apoyo de Isaac Rand, conservador en el Chelsea Physic Garden, Elizabeth comenzó a dibujar, llevó los dibujos a su esposo en prisión, quien los identificó y proporcionó sus nombres en varios idiomas diferentes. Elizabeth luego grabó las planchas de cobre para imprimir. Finalmente, ella coloreó a mano cada una de las imágenes impresas. Este trabajo normalmente necesitaría de al menos tres artistas y artesanos diferentes.

El trabajo completo fue publicado en dos volúmenes y titulado A Curious Herbal,  prescrito por el presidente del Royal College of Physicians y su órgano rector. Blackwell publicitó el libro de boca en boca y en varias revistas. Ella se mostró una empresaria experta, logrando acuerdos mutuamente ventajosos con libreros que aseguraban el éxito financiero de su libro.

La copia que se conserva en la Britsh Library viene de la biblioteca de Sir Joseph Banks, un famoso botánico que navegó con el Capitán Cook, y tiene anotaciones de éste. Fue elegido presidente de la Royal Society y fedeicomisario del British Museum. A su muerte, su biblioteca fue transferida a la British Library.

Aquí puedes pasar sus páginas y consultarlas en la versión digital de este maravilloso libro, bueno algunas láminas y en otro orden distinto al original.

domingo, 10 de diciembre de 2017

la rosa de alcázar

Es quizá la cafetería y pastelería La Rosa el lugar donde mejor se sienta el recién llegado forastero a Alcázar de San Juan, cuando descubre que es la calle Castelar donde se hace la vida social. Aquí amigas, hermanas y matrimonios jóvenes y mayores hablan de sus cosas sin miramientos. Mientras una de ellas se queda con el niño, la otra pide en la barra dos cafés con leche y algunos pasteles. Las camareras tienen esos gorritos reposteros que recogen el pelo y les dan un aire profesional. A veces puede que haya alguien esperando que se vacíe tu mesa; pero es tan joven aún que se queda embelesada en tu quehacer y te sonríe cómplice como diciendo: no te preocupes, prefiero que acabes el dibujo.

sábado, 9 de diciembre de 2017

un paseo de casa a la estación de almagro


Voy un poco más deprisa que lo indicado. Tardo cuatro horas. Me da tiempo a tomarme unas cañas en Almagro. En Miguelturra hay que coger la calle Almagro y ya todo seguido por un carreterín ancho. El punto intermedio más destacado es La Membrilleja, a unos nueve kilómetros del destino. El perfil es prácticamente llano, con solo unos cerros, en oscuro en el plano fotográfico y donde aún quedan encinas y plantas de monte bajo, un poco antes de llegar a  Almagro. La vuelta la hago en tren.