jueves, 18 de diciembre de 2014

mapa del sur de chile


Para hacernos una idea, la distancia en línea recta entre Santiago y Punta Arenas es de 2.197 km. y en ruta 3.416 km, unas tres veces la distancia de Huelva a Barcelona. En verde: reservas y parques nacionales.

Fuente: Google Maps

el espia que no existió

Mientras que el contratista Alan Gross se llevaba el protagonismo de las cámaras, en algún punto de Washington se celebraba una segunda liberación de forma mucho más discreta: la de un misterioso agente de inteligencia que pasó casi 20 años en una cárcel de Cuba por espiar para Estados Unidos.

De este hombre, totalmente fuera del radar de la opinión pública estadounidense, se sabe muy poco y, si se cumplen los deseos de la inteligencia del país, seguirá sin conocerse casi nada.

La oficina de James Clapper, el director de Inteligencia Nacional —el jefe de los espías de EE UU—, se ha limitado a revelar que es un "ciudadano cubano" que fue "fundamental" para desbaratar "numerosos" operativos de la inteligencia cubana en territorio estadounidense.

Muestra de su importancia son las elogiosas palabras que el presidente Barack Obama le dedicó este miércoles en su declaración sobre la normalización de relaciones con Cuba. Este agente fue "uno de los activos de inteligencia más importantes que EE UU ha tenido jamás en Cuba", destacó el mandatario.

Aunque el grueso del trabajo de este espía seguirá siendo secreto, sí se han revelado algunos frutos de su labor: gracias a sus informaciones fueron descubiertos y procesados algunos de los espías más peligrosos por su alto grado de infiltración en las más altas esferas del poder de Washington.

Según EE UU, su colaboración sirvió para poner sobre la pista de, entre otros, Ana Belén Montes, una condecorada analista de los servicios de inteligencia militar que era la principal responsable de analizar la información sobre Cuba de la Agencia para la Inteligencia de Defensa (DIA). Durante 17 años, espió de forma paralela para la isla sin ser detectada. Finalmente, fue detenida en 2002 y, desde entonces, cumple una condena de 25 años de cárcel.

El agente ahora liberado también ayudó a descubrir y apresar a otro alto exfuncionario estadounidense, Walter Kendall Myers, que fue un topo cubano en el Departamento de Estado durante tres décadas bajo el alias de Agente 202. Myers —que llegó a tener acceso a información marcadas con el sello de alto secreto— y su esposa, Gwendolyn Steingraber Myers, fueron detenidos en 2009 y cumplen cadena perpetua.

De acuerdo con la escasa información difundida sobre este espía "clave" para Washington ahora liberado, también desempeñó un papel destacado en la revelación de las actividades de la Red Avispa, el entramado de espías cubanos infiltrados dentro del exilio cubano en EE UU. Cinco de estos espías fueron apresados y condenados a largas condenas de cárcel. Los tres que aún seguían tras las rejas recorrieron este miércoles el camino inverso al de Gross y regresaron a la isla.


(Aquí en España, en los noticieros de televisión solo se habla de Alan Gross, el segundo liberado no existe).



Gross no era el único preso en ser liberado, Cuba también sacaría a un agente estadounidense no identificado, así como 53 disidentes políticos, y, a cambio, los EE.UU. liberarían a Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino, agentes cubanos encarcelados por espionaje.

Las opiniones pueden haber diferido en el papel de Alan Gross, que los EE.UU.  insisten en que nunca tuvo papel de espionaje alguno, pero todas las partes admiten que una parte vital de la operación fue la liberación de ese cubano sin nombre que espió para Estados Unidos y que había estado en la cárcel durante 20 años.

El agente en varias ocasiones ha sido descrito por funcionarios como una de los más significativos "activos de inteligencia" en la historia moderna de Estados Unidos, y su liberación fue descrita por el director de la seguridad nacional, James Clapper, como un "cierre apropiado para el capítulo de la Guerra Fría".

Dan Roberts en Washington · The Guardian 18 Diciembre

cuadernistas XXXIII

Jeannette Renee Monroy

Chris Miser

Ana Frazao

Tom Fowler

Laura Knetzger

Ben Sears

Valerie Kao

Moruba

haveyouevercriedwolf

Dolça World

Emma Parker

Rebeca Porras

Josh Bayer

Brandon Graham

Wil Freeborn

Nuno Branco

Matthew Brehm

Joâo Moreno

José Louro

José Josué

Ekaterina Khozatskaya

Ea Ejersbo

Claudio Patanè

Lydia Velarde

Francisco Bolila

Benedetta Dossi

miércoles, 17 de diciembre de 2014

defensa de los negocios descarados en Ucrania (digo yo que habrá que pagarla)

Los aliados contarán a principios de 2015 con una brigada formada por unos 4.000 soldados con capacidad para desplegarse en cualquier punto conflictivo en pocos días. Esa aceleración de la estrategia obedece “a los retos que impone Rusia”, admitieron los ministros aliados de Exteriores en un comunicado.

Cuando la fuerza se convierta en permanente, dispondrá de cuarteles y equipos fijos desplegados previsiblemente en el este de Europa, la zona más expuesta ante una potencial agresión rusa. Habrá fuerzas terrestres, marítimas y aéreas, según explica un alto cargo de la OTAN. 

“No podemos tener una seguridad barata para el siglo XXI. Todos los países tienen que incrementar el gasto militar”, advirtió ante la prensa el secretario de Estado estadounidense, John Kerry.

L. ABELLÁN / C. BALLESTEROS · Bruselas · EL PAÍS · 2 DIC 2014

La ingeniería del marketing no tiene límites: inventan una nueva primavera árabe en Ucrania para echar al presidente elegido pues estaba en contra de sus negocios, crean una guerra aliando los asesinos neonazis europeos con las tropas asesinas del judío Kolomoisky, que espera su recompensa, se niega la mitad del país que es prorrusa, se inventan unas elecciones fraudulentas para poner a una de sus marionetas (recordemos Afganistán, Libia y Egipto), reconstruyen su país a base de deuda, y finalmente el pueblo tiene que apretarse el cinturón para pagar ésta y la deuda anterior con Rusia. Los medios nos convencen de que la ingerencia extranjera de los USA y la Comunidad Europea es una defensa contra la ingerencia rusa y ahora se crea un ejército de intervención rápida en plena crisis, que el pueblo tendrá que pagar con el poco salario que dejan sus plusvalías. Y nosotros nos tragamos toda esta mierda con la suave pomada del buenismo cristiano. ¿Para cuando llegará Sade a las escuelas?

Para seguir todo el proceso en la prensa, puedes pinchar en la etiqueta "Ucrania".

la habana en 1851

Dedicado con permiso al Excmo. Señor Gobernador y Capitán General de la Ysla Don José Gutiérrez de la Concha. Smith Hermanos y Compañía, Londres BN/N. Inventario 35.325 (Vistas). Medidas: 75x105 cm. (Detalle). Del catálogo de la exposición El Sueño de Ultramar. Biblioteca Nacional y Fundación El Monte. Sociedad Editorial Electa España S.A. 1998.

martes, 16 de diciembre de 2014

el hombre de kostenki

Cráneo del Hombre de Kostenki. Foto Science




Un nuevo e impactante estudio del ADN recuperado de los restos fósiles de uno de los primeros europeos conocidos (un hombre que vivió hace 36.000 años en Kostenki, al oeste de Rusia) muestra que la ascendencia genética de los primeros habitantes de Europa logró sobrevivir al último máximo glacial, el punto álgido de la última Edad de Hielo. El mismo ADN, además, aporta pruebas de la existencia de una población hasta ahora desconocida que, hace más de 36.000 años, se cruzó brevemente con nuestros antepasados y desapareció después sin dejar rastro. El trabajo se acaba de pulbicar en Science (report).

El estudio aporta evidencias sobre un contacto muy temprano entre los grupos de cazadores-recolectores de Europa y los de Oriente Medio, que después desarrollaron la agricultura y la extendieron por todo el Viejo Continente hace unos 8.000 años, transformando el «pool» genético de los europeos.

Según las teorías más extendidas, las poblaciones euroasiáticas se separaron por lo menos en tres grandes grupos hace alrededor de 36.000 años: los euroasiáticos occidentales, los orientales y un tercer y misterioso linaje cuyos descendientes habrían desarrollado las características únicas de la mayoría de los pueblos no africanos, aunque no antes de haberse cruzado con los neandertales.

Por medio de referencias cruzadas entre el genoma humano antiguo (en concreto, se usó el segundo genoma humano más antiguo nunca secuenciado) con investigaciones anteriores, el equipo descubrió una sorprendente «unidad genética» que parte de los primeros humanos modernos de Europa, lo que sugiere con fuerza que una «meta población» de cazadores-recolectores del Paleolítico logró sobrevivir más allá del Último Máximo Glacial y colonizar la masa continental de Europa durante los más de 30.000 años posteriores.


«Durante 30.000 años -dice la investigadora Marta Mirazón- las capas de hielo llegaron y se fueron, llegando a cubrir, en un momento dado, las dos terceras partes de Europa. Viejas culturas murieron y otras nuevas, como el Auriñacense y el Gravetiense, surgieron a lo largo de miles de años, al tiempo que las poblaciones de cazadores-recolectores iban y venían. Pero ahora sabemos que en todo este tiempo no llegaron nuevos conjuntos de genes. Los cambios en las estrategias de supervivencia y en los modelos culturales se superponen sobre un mismo fondo biológico. Sólo cuando los agricultores procedentes del Cercano Oriente llegaron, hace unos 8.000 años, la estructura de la población europea cambió de forma significativa».

El genoma de Kostenki también contiene, igual que el de todos los euroasiáticos actuales, un pequeño porcentaje de genes de Neandertal, lo cual corrobora los resultados de hallazgos anteriores que muestran que existió un «evento de mezcla» justo al principio de la colonización de Eurasia. Este cruce entre ambas especies humanas se produjo hace alrededor de 54.000 años, antes de que la población euroasiática empezara a separarse en grupos. Sin embargo, y a pesar de que tras aquél primer contacto los euroasiáticos occidentales compartieron el continente europeo con los neandertales durante otros 10.000 años, no se produjeron nuevos periodos de mestizaje.

Existe, además, algo único en el genoma de Kostenki. Un pequeño elemento genético que comparte la gente que en la actualidad vive en Oriente Medio y que también estaba presente en los grupos de agricultores que llegaron a Europa, hace unos 8.000 años, para mezclarse con los cazadores-recolectores. Este contacto tan temprano resulta sorprendente, y encierra las primeras pistas sobre un tercer y misterioso linaje desconocido y que podría ser tanto o incluso más antiguo que las otras líneas genéticas principales de Eurasia.

«Esta población misteriosa podría haber sido muy pequeña durante mucho tiempo,sobreviviendo en refugios en áreas como, por ejemplo, los montes Zagros de Irán e Irak», explica Mirazón Lahr-. Por el momento no tenemos ni idea de dónde estuvieron metidos durante estos primeros 30.000 años, solo que estaban en Oriente Medio a finales de la Edad del Hielo, cuando se inventó la agricultura».

cuadernistas XV, diarios

Elemér Tóth

Jorge Swinnen

Pérez Guerrero

Maggie L Negrete

Gabrielle Bell

Rina Ayuyang

Taiji Yamaga

Gilles Gilbert Boulanger

 Jacques Morin

Ruby (etc)

Alexander von Humboldt


August Lipp


Francesco Chiacchio


Familia Basch


Caiti SM


Virginia Blue


Megan Baehr


Bruno Bressolin


David Quinn


María


Anders Nilsen Brekhus



Noah Van Sciver



Skyeshell



Olav Christopher Jenssen



Karen Sandstrom



Balint Zsako