martes, 7 de febrero de 2017

cuadernos de artistas

En Italia, durante el período artístico del renacimiento, había un dicho muy repetido entre los artistas "non passa un giorno senza disegnare una linea" (que no pase un día sin dibujar una línea). La necesidad constante de entrenar la vista y la mano para un artista es de vital importancia, y nada mejor y más práctico que el uso continuado del dibujo. Los cuadernos de dibujos eran conocidos con el nombre de “taccuini”. Muchos pintores, escultores y arquitectos, han utilizado el cuaderno de apuntes, para llevarlo encima y poder ejercitarse constantemente en el noble arte del dibujo o la acuarela. Incluso algunos acompañaban a sus apuntes gráficos, un texto corto explicativo o alusivo a la nota dibujada.

Artistas como Leonardo da Vinci, sabemos que utilizaba muchos de estos cuadernos de dibujos y notas, en ellos dejó sus reflexiones y sus apuntes tomados del natural y que posteriormente utilizaba en sus obras de mayor formato. Hoy en día son cuadernos muy apreciados y auténticas obras de arte, como son los conservados en la Biblioteca Nacional en Madrid.

Entre 1758 y 1764, un grupo de ocho jóvenes fueron pensionados en Roma por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando con el fin de perfeccionar su formación artística. Durante su estancia, y siguiendo las instrucciones de la Academia, los estudiantes adquirieron cuadernos de dibujo en los que debían copiar las obras de la Antigüedad y de los maestros Renacimiento y el Barroco. Paralelamente, asistieron a la Accademia del Nudo en el Campidoglio donde también dibujaron modelos del natural. Más recientemente, sabemos que Picasso o Matisse hicieron uso constantemente de sus cuadernos de apuntes. Picasso dejó los bocetos del Guernica recogidos en uno de estos cuadernos.

Es una buena costumbre, que la recomiendo a todos aquellos que quieran mantener engrasada la mente y la mano, llevar siempre un pequeño cuaderno de notas y un lápiz o una pequeña acuarela para los aficionados a este procedimiento pictórico. Además de proporcionar un aprendizaje muy eficiente del dibujo, también es una forma de agrupar ordenadamente nuestros progresos a través de los dibujos. También podemos usarlos como cuadernos de apuntes del natural en nuestros viajes. Por todo ello recomiendo que te animes a tener tu propio cuaderno de notas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada