martes, 12 de mayo de 2015

un estado totalitario plagado de espías

Un estado totalitario es sólo tan fuerte como sus informantes. Y Estados Unidos tiene una gran cantidad de ellos. Ellos leen nuestros mensajes de correo electrónico. Escuchan, descargan y almacenan nuestras llamadas telefónicas. Ellos nos fotografían en las esquinas, en los andenes del metro, en las tiendas, en las carreteras y en los edificios públicos y privados. Nos rastrean a través de nuestros dispositivos electrónicos. Se infiltran en nuestras organizaciones. Ellos atraen y facilitan "actos de terrorismo" de los musulmanes, ambientalistas, activistas radicales y anarquistas del Bloque Negro, seleccionando a estos disidentes desventurados y enviándolos a la cárcel durante años. Han acumulado perfiles detallados de nuestros hábitos, nuestros gustos, nuestras inclinaciones peculiares, nuestros registros médicos y financieros, nuestras orientaciones sexuales, nuestras historias de empleo, nuestros hábitos de compra y nuestros antecedentes penales. Almacenan esta información en las computadoras del gobierno. Se sientan allí, esperando, como una bomba de relojería, el momento en que el estado decida criminalizarnos.

Chris Hedges

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada