miércoles, 14 de junio de 2017

las terrazas del rotomahana y el cuaderno de hochstetter

Terrazas rosas y blancas (1886) de Charles Blomfield. Fotografía: Alamy





A mediados de la década de 1800, las terrazas rosadas y blancas del lago Rotomahana en la Isla del Norte de Nueva Zelanda atrajeron a turistas de todo el mundo. Las terrazas -piscinas en cascada descendente hasta las aguas templadas del lago- se perdieron en una erupción del Monte Tarawera en 1886.

Dos investigadores creen que han identificado el lugar donde las terrazas puede permanecer conservadas entre 10 y 15 metros por debajo de la superficie, bajo capas de barro y cenizas, y dijeron que se necesita un estudio arqueológico completo para excavar el sitio.

"Las terrazas se convirtieron en la mayor atracción turística en el hemisferio sur y el Imperio Británico, y barcos cargados de turistas hacen la visita peligrosa hacia abajo desde el Reino Unido, Europa y América para verlos”, dijo Rex Bunn, uno de los investigadores. “Sin embargo, nunca fueron catalogadas por el gobierno de la época, así que no había registro de su latitud o longitud”.

Utilizando los diarios de campo del geólogo alemán-austríaco Ferdinand von Hochstetter, que contienen una descripción detallada de la ubicación de las terrazas antes de la erupción de 1886, puede establecerse su lugar de descanso probable. “Hochstetter fue un cartógrafo muy competente".

Bunn cree que las terrazas pueden estar en condiciones razonables, potencialmente con daños mínimos, y podrían ser restauradas una vez excavadas.

Esta no es la primera vez que los investigadores han afirmado haber descubierto las terrazas perdidas. En 2011, los científicos que utilizan un submarino no tripulado dijeron que habían encontrado restos de ellos en el suelo del lago, enterrado por sedimentos y escombros.

El año pasado, GNS Science Nueva Zelanda dijo que después de cinco años de investigación, un equipo de Nueva Zelanda y científicos internacionales había llegado a la “conclusión inevitable” que la mayoría de las terrazas habían sido destruidas por la erupción.

2 comentarios:

  1. Muchas maravillas naturales se han ido perdiendo por accidentes naturales o la mano del hombre...es una pena, solo quedan las fotos. Buenos temas de este blog, me gusta cuando lo mezclas con dibujos.

    ResponderEliminar