domingo, 19 de febrero de 2017

el ateneo de almagro y miguel fisac









Por fin se podrá visitar la casa del arquitecto daimieleño Miguel Fisac, en la calle de las Cruces de Almagro, durante muchos años cerrada, según prometió ayer el director del Ateneo de Almagro, José Antonio Prieto, en un día de actividades en torno a su obra.

Como aperitivo visitamos el Teatro Municipal, restaurado por él, donde el arquitecto Diego Peris nos hizo un resumen de su obra y sus actuaciones en Almagro como restaurador de la torre del Convento de la Asunción y la cúpula del San Bartolomé. Y como creador de obras más modestas como su propia casa, la ermita de San Pedro y la casa de Paloma, vecina y amiga, que nos deja visitarla. Una casa muy agradable y acogedora, gracias a los muchos elementos de la arquitectura popular incorporados: suelo de barro, paredes encaladas, chimeneas con pollos, porche, aristas curvadas, puertas de tablones, y otros elementos constructivos más reconocibles en la obra de Fisac (uno de los cuales, el balcón de la fachada, fue retirado por un polémico concejal).

Para colmo, nos invitan a un vino en la sede del Ateneo, calle Franciscas 4 bajo, donde llama la atención la biblioteca cedida por la investigadora Concepción Llaguno. Allí hago un dibujo rápido del ágape, donde vemos, entre socios del Ateneo, con corbata, a Teodoro Sánchez, presidente del Colegio de Arquitectos, Luis Madrid, con cazadora negra, y a Diego Peris y Paloma hablando en primer plano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada