sábado, 7 de enero de 2017

la mujer mercurio







En 1933, el fotógrafo húngaro Andor Kertész (1894-1985), que había colaborado con la bohemia surrealista de París, recibe el encargo de realizar una serie extraordinaria: 200 fotografías de modelos desnudos frente a dos espejos deformantes de circo. Ya en 1917 había distorsionado el cuerpo en Los nadadores bajo el agua, e inventado perspectivas irreales. En esta serie, la imagen de los modelos, Najinskaya Verackhatz, Nadia Kasine o su mujer Elisabeth Sali, aparecía a veces tan distorsionada que solo algunas extremidades o facciones eran visibles en la fotografía. Varias fotos de esta serie aparecieron en el número del 2 de marzo de la revista Le Sourire y todas en el libro Distorsiones, un año más tarde.

Cada vez que André Kertész oprime el obturador, siento el latido de su corazón. -Henri-Cartier Bresson 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada