sábado, 10 de diciembre de 2016

acuarelas no pintadas de nolde























Emil Hansen (1867-1956), que cambió su apellido por el nombre de la ciudad donde nació, Nolde, pasó de ser aprendiz de ebanista a uno de los pioneros del expresionismo alemán. El impacto de la obra de Van Gogh y Gauguin le produjo gran influencia, así como sus viajes a Rusia, China, Japón y Polinesia en una expedición etnológica internacional. Su pintura de figuras está dentro de un fauvismo a la alemana, con fuertes colores, caras grotescas y máscaras. Gran individualista, se separó de los grupos expresionistas de los que formó parte, siguiendo su propio camino. Ha sido considerado más cercano a las últimas oleadas, con pintores como Munch y Kokoschska.

A pesar de declararse nazi, su obra fue considerada por el régimen de Hitler como arte degenerado. Produjo 1000 maravillosas acuarelas aguadas durante los seis años prohibido por los nazis, en los que abandonó el óleo y se dedicó al grabado y la acuarela de forma clandestina. A estas obras ocultas se les ha llamado pinturas no pintadas. Estas acuarelas de formato pequeño son una explosión de color y un canto a la Naturaleza. Flores, olas, atardeceres de nubes rojizas, montañas y paisajes cultivados son sus temas. A pesar de que muchos críticos vean sus acuarelas de flores como el máximun de su obra aguada, he seleccionado las de esa naturaleza violenta que se cierne sobre el hombre y que, sin llegar a la catástrofe, amenaza. Mis favoritas.

Su obra está muy marcada por sus emociones internas, expresadas con una estética extrema y colorista y con gruesas pinceladas. Fue un experto acuarelista y sus cuadros de paisajes dan una idea de su especial relación, casi mística, con la naturaleza.

2 comentarios: