martes, 8 de noviembre de 2016

tintín y thermozero


Hay una aventura completamente nueva de Tintín en el cajón, una obra inacabada llamada "Tintín y Thermozéro", que se encuentra entre "Tintín en el Tíbet "y de la "Castafiore". Hay cinco o seis versiones del guión, escrito por Greg. Es una historia muy "estilo Hitchcock". Tintín es testigo de un accidente de coche, un hombre es atropellado, que finalmente muere. Descubre que había metido un papel en su bolsillo, y que los hombres quieren de vuelta ...

Hergé abandona definitivamente la publicación porque estaba demasiado cerca de álbumes como "El asunto Tornasol". Hay un guión completo, y ocho páginas dibujadas por Hergé. 

Casterman, editor, entrevistado por Christophe Levent y reseñado en Comics&Cola

Es uno de los libros perdidos de Hergé. Tenía varios proyectos a lo largo de los años que, por una razón u otra nunca se despegaron: de Tintín en el extremo norte, de témpanos de hielo del Ártico, a un día en un aeropuerto, en el que Hergé hubiera tenido la personajes interactúan y se involucran en una aventura en los confines de un edificio de la terminal.

Después del trabajo en "Tintín en el Tíbet" terminó alrededor de 1960, Hergé se encontró un poco quemado (no es una experiencia nueva para él) y sin ideas para un nuevo libro. Luego recordó un artículo en la revista Marie-France de 1957, por el periodista francés Philippe Labro, titulado "La peur qui vient du futur" (Miedo del futuro), que contó de nuevo un accidente en un laboratorio en Texas, donde dos familias fueron contaminadas por píldoras radiactivas.

Hergé había presentado el artículo en sus notas - mantuvo extensos archivos de referencia e información - con una nota sobre una botella de pastillas radiactivas, y la participación de Tintín, ya en el territorio de la Guerra Fría, con referencias a agentes dobles británicos Burgess y Maclean, los hermanos de las Aves (villanos del secreto del unicornio) escaparon de la prisión, y un científico ruso desde detrás de la cortina de hierro.


Después de ocho páginas dibujadas (un accidente de coche en una carretera nacional en una tormenta de lluvia, en la que un hombre que es perseguido por los malos está fatalmente herido, pero no antes de que en secreto se desliza una nota de Tintín ...) Hergé paró el asunto. No estaba funcionando. Durante muchos años, se supuso que ha sido porque no estaba satisfecho con la historia - una teoría aparentemente sostenida por su tibia respuesta a la película de dibujos animados Tintín y el lago de los tiburones, que también era de una historia de Greg, en lugar de ser escrito por Hergé.

En realidad parece que a Hergé le había gustado la historia, lo que le pasó es que él descubrió que no podía trabajar en escenarios inventados por otra persona. Él iba a trabajar bastante orgánicamente, permitiendo que la historia lo llevara nuevos lugares. Eso no fue un problema, ya que sólo podría compensar el siguiente bit de donde había aterrizado. Estar atrapado en el trazado confeccionado por otra persona le agobiaba, y se vio incapaz de seguir adelante.

También es posible que el ajuste de la Guerra Fría y Chase le parecían ser demasiado similar a otras aventuras, especialmente la reciente "El asunto Tornasol".  Era este sentimiento de repetición que llegó a él cuando empezó a trabajar por su propia parcela, que era su antítesis exacta: un libro en el que no pasa nada, y desarrolla totalmente dentro de los confines de la casa del capitán Haddock. Sin Thermozéro, podríamos no haber tenido a la Castafiore ...

Otra cosa menos conocida - de hecho, casi no se conoce en absoluto, hasta el punto de que algunos todavía dudan de que a día de hoy - fue que, en lugar de desechar el guión, se lo pasó a la mano derecha y jefe de estudio del artista Bob de Moor, y le pidió que tratar de adaptarlo como una aventura para Jo, Zette y Jocko, serie de segunda de Hergé, sobre un hermano, una hermana y su chimpancé mascota. Él tenía ni un gran amor por la serie que había sido exigido de él por los editores en busca de aventuras cómicas con una estructura familiar más fuerte que la de un muchacho-reportero independiente armado hasta los dientes que no tenía figuras parentales obvias. La serie estaba moribunda, pero Hergé vio algo utilizable en "Le Thermozéro", que fue dejado de lado otra vez!

Sin embargo, algunas páginas de muestra a lápiz, junto con las notas y bocetos fueron publicados en una biografía de Bob escrito por Bernard Tordeur (ahora el archivero mayor en los Estudios Hergé). Aunque éstos pasaron en gran parte inadvertidos, y muchas personas nunca los vieron, tuve la suerte de recibir una copia con la información, que guardé en mi memoria. Por eso, cuando asistí a unas conferencias en el Museo Marítimo de Greenwich sobre Tintín 10 años atrás, tuve la oportunidad de que M. Tordeur en persona hablara acerca de esta versión olvidado J, Z & J de Thermozéro, y cómo gran parte de ella se hizo - y él dejó caer la bomba de que la historia estaba completa.
  
No está "terminado" el arte, sino toda una historia, funcionó y al menos esbozado arriba, y que, por lo que él podía decir, que podría ser publicado. Comparó esa idea al libro Tintín y el Arte-Alfa, que recogió últimos bocetos y notas de Hergé. Nadie se lo había pedido que antes, y por eso nunca había ofrecido la información. 

Es posible que pudiera aparecer algún tipo de versión de Thermozéro. El reciente artículo de prensa con Benoît Mouchart repite mucho la misma posición que tenían en Angoulême, pero con un poco más de firmeza que los hipotéticos del debate. Casterman han afirmado su interés, dijo que están desarrollando un libro Thermozéro con Moulinsart, y que están buscando que sea una colección de trabajos en curso, relacionado con el Arte-Alfa, en lugar de un libro terminado por nuevos artistas - que es lo algunos informes recientes parecen sugerir - pero no hay una fecha fija para un lanzamiento hasta el momento.

Simon Doyle en Comics&Cola

Recordad que pinchando los dibujos pueden verse a mayor tamaño. Son una delicia para los amantes de los coches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada