viernes, 4 de noviembre de 2016

la batalla de chile

Puede ser la mejor película de Patricio Guzmán. Rodada en los meses anteriores al golpe del 11 de septiembre, combina cientos de entrevistas en la calle con material de archivo íntimo de los campos de batalla política: manifestaciones en las calles, procesos judiciales, asambleas de los trabajadores dentro de las empresas tomadas, incluso mítines fascistas, donde batallones de tropas de choque puntal en la formación de las calles públicas. Guzmán aparece con frecuencia en los márgenes, empujando su micrófono a los chilenos en la avenida y en el salón de actos, diatribas de grabación y angustias íntimas por igual.

El documental de Guzmán ofrece un vistazo poco común a un proceso revolucionario en su momento más elevado de crisis, cuando desposeídas las élites conspiran para reponer su sistema económico, los trabajadores envalentonados toman las fábricas y piden armas, y, a lo largo de todo el espectro, un militar disidente pone en peligro la supervivencia de uno de los movimientos socialistas más prometedores de la historia. Es una historia desgarradora.

En casi todas las escenas, los trabajadores demuestran ser una poderosa fuerza transformadora, las personas que hacen la historia en lugar de las personas a las que la historia sucede. En la batalla por Chile, asistimos a la gente común en su mejor momento.

René Rojas y Jonás Walters en Jacobin

La batalla de Chile, la lucha de un pueblo sin armas es un documental chileno constituido por una trilogía de películas en blanco y negro sobre los sucesos en Chile en 1972 y 1973 hasta el golpe de estado del 11 de septiembre de Augusto Pinochet. A pesar de ser considerada como una de las diez mejores películas políticas del mundo y el mejor documental chileno de todos los tiempos en Chile jamás se ha distribuido oficialmente en DVD o TV abierta ni de pago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada