martes, 29 de noviembre de 2016

el profe y algunos de sus alumnos



Las cosas han cambiado. Ya no me oculto para dibujar al profe y a mis compañeros. Puedo atender a clase y dibujar. He aprendido charlando en los bares mientras dibujo. Antes los enseñaba en el recreo, ahora lo dejo para mí, y así no armar revuelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada