viernes, 6 de mayo de 2016

el volkswagen 1600 variant



En los años cincuenta el escarabajo se vendía de maravilla, pero la casa pensaba en ese público que necesitaba un coche más grande. Lo que hizo trabajar en un modelo sedán de tamaño medio sin experimentos, es decir: manteniendo la misma distancia entre ejes que no supusiese gran cambio en la cadena de montaje. El resultado es un cuerpo más moderno y más grande en el mismo espacio del escarabajo: el VW Tipo3 Variant. Tiene mayor peso y se le pone un motor de 1500 cc con 45 CV trasero bóxer refrigerado por aire en el cigüeñal y plano, pues va debajo del compartimento trasero de equipaje y al que se accede por una trampilla en el maletero. Sus dos espacios de equipaje, el delantero como el escarabajo y el trasero sobre el motor, lo hacían ideal para artesanos, proveedores y familias. El VW tipo 3 1500 se fabricó a partir de 1961.

En 1963 se le ponen carburadores dobles, era el 1500 S, con cambios en los indicadores y luces traseras. En el 65 se le pone motor 1600 y 54 CV, que se mantuvo hasta el 73. En este año se hace un 1500 sedán tres volúmenes mal solucionado. Hubo un Tipo 3 1600 A de 1493 cc y 45 CV. También apareció con carrocería hachtback de dos puertas, aunque el más vendido seguía siendo el de portón trasero. A partir del 67 se fabrica el 1600 E una inyección electrónica de combustible Bosch D-Jetronic, una novedad en la producción automovilística mundial. En 1969 se hacen los últimos cambios: parachoques anchos, luces, eliminación del eje basculante trasero y nueva caja de cambios. En julio del 73 deja de fabricarse, con más de dos millones y medio de unidades vendidas, de las que casi la mitad eran del combi-Variant. Su sucesor fue el Passat B1. En Brasil se siguió fabricando hasta 1980.

Karman, en Osnabrück, también desarrolló otro Tipo 3 descapotable de cuatro plazas. Aunque los folletos se imprimieron, nunca entró en producción. Del intento, queda una copia en el museo de la fábrica Autostadt de Wolfsburg.

El dibujo de arriba, a bolígrafo y gouache, está hecho las páginas del 20 y 21 de mayo de mi diario de 1997. En esas fechas disfruté por primera vez de la conducción del VW Variant blanco de mi hermano Juan. Ya nos habían puesto los dientes largos años atrás con aquel modelo azulado que Harrison Ford sacó en la peli oscarizada Único Testigo, de Peter Weir.

kaeferblog


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada