miércoles, 13 de abril de 2016

la conquista de américa

Un estudio genético realizado a partir de muestras de ADN tomadas a 92 momias y esqueletos de la época precolombina procedentes mayormente de Chile, Bolivia y Perú ofrece pistas para responder a cómo se extendieron a lo largo del continente y cuál fue el verdadero impacto de la llegada de los conquistadores europeos sobre esas poblaciones.

La investigación, cuyos resultados fueron publicados en un artículo en la revista Science Advances, se basó en el estudio del ADN mitocondrial -el que pasa de madres a hijos- de estos individuos que vivieron entre hace entre 8.600 años y 500 años, que fue comparado con el de las poblaciones actuales de esos países. Ese ADN fue extraído de muestras de pelo, dientes y huesos de las momias y esqueletos.


Según las conclusiones del estudio, los efectos de la llegada de los europeos sobre la población indígena originaria fueron devastadores: de los 84 linajes genéticos encontrados en los restos humanos analizados ninguno logró perdurar en las poblaciones indígenas actuales. Eso sostendría en parte la teoría de que una gran proporción de los pobladores indígenas de América desaparecieron tras la llegada de los conquistadores españoles, debido a factores como las enfermedades traídas del viejo continente, la guerra y el colapso de las sociedades precolombinas.

Sin embargo, para determinar mejor las causas de la desaparición de esas poblaciones originarias aún queda trabajo por hacer, incluyendo la extracción y el estudio del ADN nuclear de las momias, ya que con el estudio del ADN mitocondrial "sólo vemos una parte de la historia", la que se extiende de madre a hijo, y que tiende a desaparecer cada vez que una mujer no tiene hijos o sólo tiene hijos varones.

"Nuestra reconstrucción genética confirma que los primeros americanos entraron hace unos 16.000 años por la costa del Pacífico, bordeando unas enormes placas de hielo que bloqueaban una ruta hacia el interior del continente y que sólo se abrió mucho después", dijo Alan Cooper, director del Centro Australiano sobre el ADN de la Universidad de Adelaida, institución que lideró el estudio. El avance hacia el sur del continente se habría realizado en un período de unos 1.500 años. "Se extendieron hacia el sur de forma bastante rápida, llegando a Chile hace unos 14.600 años"


BBC Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada