lunes, 14 de marzo de 2016

buceros



Los bucerótidos (Bucerotidae) son una familia de aves bucerotiformes que engloba a los tocos y cálaos, aves tropicales de gran pico que se distribuyen por Melanesia, la Wallacea, Asia y África. Se caracterizan por un pico largo y curvado frecuentemente de colores brillantes y, a veces, con un casco en la mandíbula superior. Buceros significa cuerno de vaca en griego. Los Cálaos son los únicos pájaros en los que la primera y segunda vértebras del cuello se fusionan para proporcionar una plataforma más estable para el peso de su cabeza. La familia es omnívora, alimentándose de frutas y animales pequeños. Son monógamos criadores que anidan en cavidades naturales en árboles y, a veces acantilados. Un número de especies de cálaos está amenazada de extinción, en su mayoría especies insulares con rangos pequeños.

Yo conocí en Filipinas antes su extraño pico que el pájaro, pues los jefes de los clanes ifugao, en el norte montañoso de Luzón, lo usaban como elementos de sus tocados ceremoniales, junto al colmillo del jabalí verrugoso; el pájaro como mensajero de los dioses y el jabalí como símbolo de la fuerza y el valor.

Daniel Giraud Elliot (1835-1915) es el culpable de esta maravillosa monografía publicada en Londres por el propio autor e impreso por Taylor y Francis en 1882. Ahora puede consultarse en la Biblioteca Smithsoniana. Como ya he comentado en algún que otro post, sus títulos de historia natural se pueden encontrar en el Archivo de Internet en la Biodiversity Heritage Library.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada