viernes, 2 de octubre de 2015

tomates verdes

Llega un momento en la huerta en que los tomates ya no maduran por el frío de las madrugadas y quedan definitivamente verdes, son los últimos tomates de la temporada. ¿Qué hacemos con ellos?

Madurarlos:

Hay gente que cubre la planta con plástico de burbujas. Según Carl Wilson de Colorado State University Extension, esto funciona mejor para los tomates semi-rojos que sólo necesitan un empujón final, y peor para los tomates que han alcanzado su tamaño completo, pero están todavía verdes.

Craig LeHoullier escribe en su libro Epic Tomatoes:  A pesar de que llegarán a buen nivel de color, sabor y textura, los tomates madurados en el interior suelen ser inferiores a los madurados en la planta. La estrategia sería dejar los tomates en la planta, pero desarraigarla y colgarla boca abajo en un lugar bien ventilado (así podrá comer tomates maduros en diciembre).

Pero si ya los has cortado, lo mejor es colocar los tomates verdes en una bolsa de papel, caja de cartón o cajón de madera con un plátano maduro o de manzana, asegurando no incluir fruta dañada o enferma que pudra todo el lote. El etileno que producen las frutas al madurar ayudará a que tus tomates se pongan rojos. No hacerlo nunca en la nevera; James Wong señala que los tomates almacenados por debajo de los 10ºC (50F) experimentan un cierre dramático en las reacciones químicas responsables de su sabor.

Conservarlos:

Tener la precaución de sembrar tomates de piel dura, y menos jugosos, especiales para conservar y madurar durante el invierno, como la variedad Long Guardianla francesa Jaune de Flamée y la española De Colgar. Variedades que pueden durar hasta enero en sitios frescos (de 8 a 10ºC) y húmedos.

Durante aproximadamente diez días, los tomates verdes pueden conservarse en agua muy salada para después consumirlos directamente o en ensalada.

Comerlos:

El chef Stevie Parle explicó que utiliza los tomates verdes de invierno sembrados al aire libre, de Sicilia y Cerdeña, de las variedades Camona y Marinda en sus restaurantes durante el invierno.

Buscar una buena receta para ellos, como el mixed tomato chutney u otras que nos propone Nigel Slater o la sugerencia de Stevie Parle de buscar inspiración en el este de Asia: un curry de tomate delgado llamado rasam, por ejemplo. Hay una gran cantidad de recetas por ahí, como la del tomate verde y curry de cebolla, en el blogg de recetas Gujarati Girl. Se puede hacer también salsa verde de tomate o tarta tatin de tomate verde, que es sorprendentemente buena. O tal vez tienes tu propia receta de tomate verde que te gustaría compartir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada