sábado, 3 de octubre de 2015

pequeñas noticias

¿Por qué EE.UU. voló todo el hospital?, Sabemos que los americanos son muy listos. Si pueden apuntar a una sola persona en un automóvil desde sus aviones, ¿por qué tenían que volar todo el edificio? 
Nasratullah, de 25 años de edad, primo de Akbar, uno de los médicos asesinados.



Médicos Sin Fronteras (MSF) ha anunciado que tres de sus médicos han fallecido y otros 30 se encuentran en paradero desconocido tras un bombardeo que ha "dañado gravemente" su hospital en Kunduz, al norte de Afganistán. El ataque ha tenido lugar esta madrugada, en mitad de los combates que mantienen las fuerzas de seguridad afganas y los insurgentes talibán que el lunes tomaron la ciudad. Los enfrentamientos continúan sobre el terreno a pesar de que el ejército recuperó el jueves gran parte de la urbe.
"Estamos profundamente consternados por el ataque, el asesinato de nuestro personal y de los pacientes y el alto precio que ha infligido a la asistencia sanitaria en Kunduz", dijo Bart Janssens, director de operaciones de MSF, en un comunicado.

"La OTAN, que tiene desplegadas fuerzas especiales en Kunduz en apoyo a las tropas afganas, ha reconocido que las fuerzas estadounidenses llevaron a cabo un ataque aéreo sobre la ciudad a las 2:15. "El ataque ha podido haber derivado en daños colaterales en un centro médico cercano. Este incidente está siendo investigado", señaló el portavoz de la misión de la OTAN, Brian Tribus.

Desde que empezó la contienda por Kunduz, MSF ha tratado a 396 heridos (al menos 59 niños) en su hospital, a pesar de que la falta de medicamentos y material médico ha empezado ya a ser dramática en una ciudad bloqueada por la violencia. Según la organización, cuando se produjo el ataque en el centro médico se encontraban 105 pacientes con sus familias y más de 80 miembros del personal de MSF.

MSF ya había advertido a lo largo de la semana de que su centro se encontraba en primera línea de fuego, "con los combates justo fuera de la puerta", y ha reclamado siempre su neutralidad en el conflicto. "Se podía escuchar el sonido de bombardeos, cohetes y aviones. Algunas balas han entrado en el hospital, incluso a través del techo de la unidad de cuidados intensivos. Pero a pesar de estar en medio de la contienda, nuestro hospital y nuestro personal han sido respetados y hemos sido capaces de continuar nuestro trabajo", afirmó esta semana el doctor Masood Nasim, que lidera el proyecto de MSF en Kunduz.


Víctor M. Olazabal para El Mundo 03/10/2015



La OTAN está investigando si un ataque aéreo estadounidense ha alcanzado un hospital de Médicos Sin Fronteras en la ciudad afgana de Kunduz. La ONG ha denunciado que el ataque ha destruido el centro médico y ha matado a tres de sus empleados. Kunduz, al norte de Afganistán, fue tomada a principios de la semana por los talibanes. Las fuerzas afganas, apoyadas por la OTAN, lanzaron una ofensiva para recuperarla. El ataque, admitido por la Alianza, es parte de esa ofensiva.

El coronel Brian Tribus, portavoz de la coalición liderada por la OTAN, firma un comunicado en el que asegura que el ataque aéreo, llevado a cabo por aviones estadounidenses durante la madrugada, “puede haber” alcanzado el hospital de MSF en Kunduz. “El ataque puede haber ocasionado daños colaterales en una instalación médica cercana. Se está investigando”.

El director de operaciones de MSF, Bart Janssens se ha declarado “conmocionado por el ataque, la muerte de nuestro personal y pacientes y el gran daño que se le ha infligido a atención sanitaria en Kunduz”. Según los datos de MSF, había unas 180 personas en el hospital en el momento del ataque, entre pacientes y personal. La suya era el único centro clínico de su clase en la ciudad de Kunduz.


Agencias El País 3/10/2015


Tres miembros de Médicos Sin Fronteras (MSF) murieron hoy al ser bombardeado un hospital en la ciudad de Kunduz (Afganistán) y otras 30 personas permanecen desaparecidas, informó la ONG en un comunicado.

El hospital resultó "muy dañado" en un bombardeo "prolongado" lanzado a las 02.10 de la mañana del sábado hora local (21.40 GMT del viernes).

Medios estadounidenses citaron a fuentes militares según las cuales podría haberse tratado de "daños colaterales" en un ataque de la aviación estadounidense.

EFE Washington La Vanguardia 3/10/2015



Un ataque aéreo estadounidense parece haber golpeado un hospital dirigido por Médicos Sin Fronteras (Médicos Sin Fronteras) en la ciudad afgana de Kunduz, matando a por lo menos tres miembros del personal e hiriendo a muchos más.

Treinta trabajadores estaban todavía en paradero desconocido el sábado y se teme que la cifra de muertos aumentará considerablemente. Hasta 10 trabajadores de ayuda internacional se del hospital se cree que han sobrevivido al ataque.

MSF dijo que había distribuido las coordenadas del hospital para todas las partes involucradas en la lucha.

"Estamos profundamente consternados por el ataque, el asesinato de nuestro personal y de los pacientes y el alto precio que ha infligido a la asistencia sanitaria en Kunduz," dijo Bart Janssens, director de operaciones de MSF. "Todavía no tenemos las cifras de la bajas definitivas".

"No pudimos salvar a nuestros hermanos y amigos ", dijo un funcionario anónimo. Y un residente de Kunduz dijo a The Guardian que sabía de cuatro médicos que habían sido asesinados.

Un portavoz del ejército de Estados Unidos admitió que podría ser responsable.

Sune Engel Rasmussen en Kabul The Guardian 3/10/2015


Por la tarde los periódicos digitales pasan esta noticia sin importancia a primera plana, anunciando que ya son 19, y pueden ser más, las personas del hospital, clínica para El País, asesinadas en el bombardeo.



“Tras el primer ataque informamos a funcionarios de EE UU y Afganistán en Washington y Kabul y no obtuvimos respuesta”. Después sufrieron otros cuatros ataques en otras tantas pasadas.

El bombardeo causó la muerte de 22 personas, entre ellos, 12 sanitarios locales de MSF y 10 pacientes, incluyendo tres niños. El centro, el único de cirugía de guerra en la localidad afgana que centra la actual ofensiva talibán, ya no funciona. “La mayoría del personal está muerto o herido”, señala Tubau por teléfono. Algunos facultativos que no fueron alcanzados por el ataque se han trasladado a otras clínicas de la ciudad.


Ó. Gutiérrez El País 4 Oct 2015 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada