miércoles, 28 de octubre de 2015

apalachensis benignae


Beni pierde el miedo y se lanza sobre las sierras apalachenses con su pincel. Esperemos que sea el principio de un idilio duradero, gratificante y provechoso. ¡Que la suerte acompañe a las guerreras!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada