lunes, 14 de septiembre de 2015

refugiados de nuestras guerras

La verdadera tragedia es la negativa de los líderes occidentales a reconocer la causa de la crisis de los refugiados: el genocidio del imperialismo occidental y las guerras interminables en los pueblos del Medio Oriente, Asia Central y África.

Nunca ha habido tantos refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, y el número de refugiados ha aumentado notablemente desde el inicio de la Guerra Global contra el Terror. Dondequiera que los EE.UU. y sus aliados imperialistas hemos intervenido, ya sea a través de la acción directa militar o guerras de poder indirectas, sabotaje económico, y golpes de Estado, en nombre de la "democracia", la "guerra contra el terror", o la "responsabilidad de proteger", la muerte y la desesperación han obligado a millones de personas inocentes que se han quedado sin otra opción que abandonar su tierra natal para embarcarse en un peligroso futuro de la lucha desesperada.


De Libia a Afganistán, la República Democrática del Congo, Pakistán y Somalia, los Estados Unidos y las intervenciones imperialistas occidentales, golpes de estado, y las sanciones han desplazado y matado a millones de personas. Médicos por la Responsabilidad Social estiman que en Afganistán, Irak y Pakistán las intervenciones imperialistas occidentales han causado la muerte de 1,3 millones de personas. No es de extrañar entonces que cientos de miles busquen asilo en otra parte; sin embargo, después de viajar grandes distancias por tierra y agua, los refugiados se encuentran maltratados, discriminados, detenidos o rechazados en Europa, Canadá, EE.UU. y Australia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada