martes, 29 de septiembre de 2015

quintos


En un primer vistazo, estos dos hombres de 70 años, ambos portadas de la revista Time, podrían parecer lo más diferentes. Uno es un autoproclamado político "socialista democrático" judío-estadounidense de Vermont; el otro, un líder religioso católico de Buenos Aires, Argentina. Bernie Sanders y Francisco, sin embargo, comparten una visión moral de las limitaciones y repercusiones de la vida real de nuestro actual sistema político-económico, así como un sincero deseo de cambiarlo.

Esta sorprendente intersección de las ideas político-económicas arraigadas en la moral también nos recuerda que muchas personas de la generación de los años sesenta no sólo tienen una historia en común, se han convertido en famosos de gran éxito y se han colocado en posiciones de influencia considerable. Por otra parte, la enorme respuesta en América, a la campaña Sanders, en particular, nos dice algo importante, no sólo sobre el estado de este país, sino también sobre lo que la gente con convicción pueden lograr, a pesar de su edad. El valor moral de cara a los retos sistémicos demostrados por ambos líderes nos recuerda que son producto de su generación; Sanders como activista de los derechos civiles en medio de una intensa agitación social y al Papa como un líder religioso joven durante una época de la dictadura militar y los escuadrones de la muerte derechistas.


Gar Alperovitz en Al Jazeera América

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada