lunes, 28 de septiembre de 2015

la derecha constitucionalista de cataluña

En los últimos años, Rajoy y su Partido Popular se han negado a atender las quejas subyacentes sobre la lengua y la identidad de Cataluña, así como la preocupación de que la región paga más en impuestos de lo que recibe de las inversiones y transferencias de Madrid. En lugar de ello, su partido se volvió varias veces a la corte constitucional del país a cerrar el proceso, respaldado por la Constitución española, que no permite a las regiones para decidir unilateralmente sobre la soberanía.

El domingo, los catalanes rechazaron la estrategia del PP en la región, dándoles 11 escaños, frente a los 19 escaños en las elecciones anteriores y una de las proyecciones más pobres del partido en el parlamento regional catalán. "Estos no son los resultados que esperábamos o deseábamos", dijo Xavier García Albiol, el líder del PP en Cataluña el domingo.

El PP ha aparecido como uno de los grandes perdedores de las elecciones, dijo Emilio Sáenz-Francés, profesor de historia y relaciones internacionales en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid. "Este es un resultado desastroso para el PP". El resultado es una continuación de una tendencia a la baja para el PP, añadió, señalando a las elecciones autonómicas y municipales de mayo, que vio a perder 2,5 millones de votos.

Muchos catalanes que se oponen a la independencia recurrieron al partido de centro-derecha Ciutadans, el brazo regional de Ciudadanos. El partido ha conseguido más que duplicar su número de funcionarios electos a partir de 2012, de 9 a 25, convirtiéndose en el segundo más fuerte en el nuevo parlamento catalán. "Son constitucionalistas con ideas mucho más claras que las del PP", dijo Sáenz-Francés. "Y, sobre todo, tienen algo que es muy importante en estos momentos en España, caras nuevas".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada