miércoles, 22 de abril de 2015

dejad a cervantes en paz






Cuando mañana, Juan Goytisolo (Barcelona, 1931) recoja el Premio Cervantes 2014, con el que fue galardonado el pasado 24 de noviembre, dedicará su discurso a las polémicas excavaciones y la investigación que se están realizando en Madrid para localizar los restos del autor del Quijote.

Sobre eso irá mi discurso en la entrega del premio... Deberían dejarlo en paz. Esto sólo sirve para enriquecer la burocracia oficial. Convendría recordar el poema de Luís Cernuda, en el que se refiere a “los vientres sentados”, unos versos muy combativos desde el punto de vista político del poeta sevillano.

Goytisolo reconoció sentirse encantado de haber recibido un premio que lleva el nombre de su autor más admirado. He leído cuatro veces el Quijote y cada vez que lo releo descubro cosas nuevas en él. Todavía no puedo explicarme cómo Cervantes, viviendo como vivía, en la miseria más absoluta, pudo escribir la primera parte de esta obra inmortal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada