jueves, 29 de enero de 2015

vidas sin valor

Ya han demostrado en el pasado (el ejército israelí) que tampoco les importa demasiado si te cogen en medio y te llevan por delante.

El cabo Francisco Javier Soria Toledo, de 36 años, perdió la vida este miércoles en el sur de Líbano al resultar alcanzado por un proyectil lanzado por el Ejército de Israel en represalia por un ataque de la milicia chií Hezbolá. El casco azul español prestaba servicio en la posición 4-28 —un destacamento de la Fuerza Interina de Naciones Unidas para Líbano (FINUL), con más de medio centenar de militares—, cuyas coordenadas son plenamente conocidas por el Ejército israelí, en las proximidades de la aldea de Ghayar, dividida entre Líbano e Israel. Las investigaciones iniciales apuntan a que el Ejército israelí utilizó proyectiles que explotan antes de tocar el suelo y expanden munición antipersona, lo que amplía la zona afectada.  El País 28 ENE 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada