martes, 30 de diciembre de 2014

sus majestades los árboles




El fotógrafo residente en San Francisco Beth Moon pasó los últimos 14 años buscando los más grandes, más raros y más antiguos árboles en la Tierra para cazarlos con su cámara. Algunos de ellos crecen de forma aislada, en laderas de montañas remotas, fincas privadas, o reservas naturales; otros mantienen una existencia orgullosoa, aunque a menudo precaria, en medio de la civilización. Todos, sin embargo, comparten una belleza misteriosa perfeccionada por la edad y el poder de conectarnos con un sentido del tiempo y la naturaleza mucho más grande que nosotros mismos. Es esta belleza, y este poder, que Luna capta en sus fotografías notables. Bet desarrolla sus impresiones de exposición con un proceso de platino / paladio, una práctica extremadamente laboriosa y poco común que da como resultado impresiones con enorme gama tonal potencialmente duradera miles de años. Sus 60 grabados de duotono se publicaron recientemente en un nuevo libro titulado Ancient Trees: Retratos de Tiempo.

Abbeville Press


Actualmente Moon se encuentra trabajando en una nueva serie de árboles fotografiados por la luz estelar, que les da un aspecto fantasmagórico y de rancio álbum de cromos litografiados, que ha llamado Diamond Nights:






Este mismo mes me llega la desagradable y escandalosa noticia de la tala del más antiguo árbol del Mundo en la Reserva India Matsés, donde la tala es ilegal. Lo hicieron unos madereros ilegales que parece desconocían tal circunstancia y, supongo, lo mismo les daba.

El árbol gigante Samauma que se cree que tenía más de 5.800 años a juzgar por sus anillos concéntricos. Se estima que tenía cerca de 40 metros de altura y era una parte importante del 
paisaje cultural de la tribus nativas. Innumerables generaciones de nativos jhan sido testigos de la larga duración del árbol.

«Es el espíritu de la madre de la selva, de este espíritu de árboles llegó la fuerza de la vida de todos los seres vivos. Han destruido Aotlcp-Awak, que han traído la oscuridad sobre no sólo a nuestro pueblo, sino a todo el mundo», explica el líder de la tribu local de Tahuactep de la tribu Matsés.


(Gracias a Enrique)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada