domingo, 28 de diciembre de 2014

los crismas del enemigo [Ленин на ёлке]






Toda esta espeluznante imaginería de las navidades soviéticas fue un invento estalinista, Lenin se hubiera horrorizado al verlas. Un año después de la Revolución de Octubre, en 1918, la Navidad fue abolida como fiesta oficial por los bolcheviques. Ellos cambiaron el calendario y consideraron burgueses estos símbolos. En 1935, el gobierno de Stalin reintrodujo a Santa para los soviéticos. Poskrebyshev, miembro del Comité Central, promulgó la reforma basándose en la versión antigua rusa Ded Moroz [дед Мороз], que es diferente de las Santas occidentales de varias maneras: 1. que no es un gordo alegre; 2. más bien es alto y algo amenazante. Algunas importantes modificaciones fueron hechas por (anti) razones ideológicas: 1. Su traje ya no era azul, demudó rojo por el comunismo; 2. Ahora Llevaba un sombrero más festivo en lugar de una gorra boyarda, cuyo origen era un pasado feudal.

De todos modos, a veces de Santa era totalmente contradictorio y superfluo: No sé cómo decírtelo, Dios no es real, y nunca nació, pero os trajo algunos regalos de todos modos.

Del último de los increíbles dibujos de arriba, de esta impostura, salió la idea de la portada de Lolita de Vladimir Nabokob creada por Vagrich Bahchanyanom.

Fuentes: El Osario y LiveInternet

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada