viernes, 26 de diciembre de 2014

fitz roy y su monte





El Monte Fitz Roy (también conocido como Cerro Chaltén y Cerro Fitz Roy) es una montaña situada cerca de El Chaltén, en el Campo de Hielo Patagónico Sur, en la Patagonia, en la frontera entre Argentina y Chile. La primera ascensión se hizo en 1952 por los alpinistas franceses Lionel Terray y Guido Magnone, sigue siendo una de las montañas más desafiantes técnicamente de la Tierra para los montañeros debido a sus paredes de granito. Da una idea de la energia generada en el choque de las dos placas en la Cordillera Andina.

Esta montaña es el punto más alto del Macizo de Fitz Roy, que en sí está formado por dos cadenas de montañas: El Fitz Roy y el Cerro Torre. Se encuentra en el Parque Nacional de los Glaciares, entre las provincias de Santa Cruz en Argentina y Última Esperanza de Chile, cerca de la localidad de El Chaltén, a 215 km al norte de la localidad de El Calafate.

Los tehuelches fueron los últimos indios en poblar la región. Ello lo llamaron Cerro Chaltén, la montaña que humea, o que fuma, pues siempre hay nubes esponjosas agarradas a su cumbre que le dan el aspecto de un volcán. En 1782, Antonio de Biedma no Narváez llegó al lago Viedma guiado por los indios tehuelches y fundó la ciudad de Puerto San Julián.

El inglés Robert Fitz Roy, en su viaje por América del Sur capitaneando el Beagle, se separó de Darwin para explorar la zona del río Santa Cruz hasta el lago Viedma. Pero fue Francisco Perito Moreno quien le dio este nombre en homenaje al hombre que dirigió la exploración anterior.
Algunos fueguinos dibujados por Fitz Roy en 1833

Fitz Roy era el capitán de 23 años del Beagle que en 1828 fue ordenado por el Almirantazgo para navegar a América del Sur para trazar el mapa de esta tierra. El sur de América del Sur es un complejo impresionante de islas, ensenadas, y peninsulares. Fitz Roy trazó estos con los instrumentos de que dispone en el momento. Era gran dibujante y brillantemente preciso en la medición, solo la muy reciente fotografía satelital ha mejorado su mapeo. El Beagle también se suponía que debía recoger specímenes para lo que  se seleccionó a un joven clérigo aprendiz llamado Charles Darwin. Fueron las observaciones sobre este viaje, y su conocimiento sobre la hibridación de plantas, lo que le llevó a sus teorías sobre la evolución de las especies. Al principio Fitz Roy y Darwin eran amigos, pero Fitz Roy tenía una fe profunda y rígida y cada vez más vio a Darwin desafiando las visiones tradicionales de Dios, incluso la formación de una vista en la que un dios no tenía lugar. Su amistad se volvió tensa, pero se mantuvo en contacto cortés para el resto de la vida. Fitz Roy simpatizaba con los nativos de la zona, pero cometió el error de tomar tres nativos fueguinos al volver a Inglaterra, donde dos murieron.

Fitz Roy creía que podía predecir el clima, en particular las tormentas. Señaló que la baja presión precedía tormentas. Pensó que los vientos de la tormenta se mueven de forma circular. En ambos estaba en lo cierto, pero sus ideas fueron la burla del momento. Cuando se le retiró del servicio activo gastó gran parte de su tiempo y propio dinero en la creación de una oficina meteorológica. Utilizó el nuevo invento del telégrafo para recibir mensajes de estaciones metereológicas sobre el tiempo, los hoy llamados metar, y observar los progresos de los vientos y las tormentas. Muchos marineros ordinarios apreciaron su trabajo, pero las autoridades lo ignoraron. Su propio dinero había desaparecido. Su amigo Darwin fue ganando influencia en las ideas acerca de nuestros orígenes y la ausencia de un dios. Una mañana, Fitz Roy rebanó su propia garganta con una navaja.

El Beagle fue finalmente retirado del servicio activo. Terminó como un buque de lucha contra el contrabando en el Río Crouch, a diez millas al norte de Southend. Algunos restos se han encontrado en Paglesham Creek, a corta distancia de Southend.

Sobre el clima actual de la zona es impredecible, con cambios rápidos. Hay vientos frescos y precipitaciones de agua en verano y nieve en invierno. Se hace necesario el uso de ropa fuerte de invierno, impermeable y botas de agua para practicar senderismo. No es necesario llevar agua, pero sí alimentación. Los caminos están bien señalados, no es necesario un guía. He aquí algunas rutas que pueden hacerse por la zona:

Macizo de Fitz Roy desde El Chaltén

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada