martes, 11 de noviembre de 2014

juncker está en misa

Mientras Jean-Claude Juncker exigía, como presidente del Eurogrupo, a los países despilfarradores de Europa del Sur, austeridad fiscal y reducción de salarios como respuesta a la Gran Recesión iniciada en 2008, pactaba al mismo tiempo con trescientas empresas multinacionales su residencia en Luxemburgo a cambio de rebajar el tipo de impuesto de sociedades del 29% al 1% efectivo o, incluso, menos del 1%.

¿Cómo se puede seguir en el puesto después de esta conducta?
Si hay alguien que pueda hacerlo ese es Juncker, un hombre de sólida formación católica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada