miércoles, 26 de noviembre de 2014

el coche de joâo catarino

Enloquecí por las calles de Lisboa en este BMW 1600 que se fabricó en los primeros años 70 o quizás a finales de los 60. Con ese precioso sonido, sus tres marcadores circulares, cuatro marchas y cenicero escondido en el salpicadero. Atómico vibrando con su motor buscando. Salvajes dibujando a lo Panter. Sus brillos cromados sobre el negro. La noche lisboeta, el túnel del tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada