viernes, 22 de agosto de 2014

hojas caídas

Cada vez que abrimos de nuevo el cuaderno vemos el paso del tiempo, de las estaciones. Las hojas se quiebran, secan y, finalmente, caen. Por más que juguemos a archiveros, por más en serio que alguien se lo tome, nadie salvará el mundo que nosotros conocimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada