jueves, 28 de agosto de 2014

bares, cafés y terrazas de madrid abiertos en agosto

La Fábrica es un espacio de dos plantas situado en la calle Alameda 9 de Madrid que cuenta con una librería especializada en fotografía, una galería de arte, una zona de formación en la que se imparten cursos y talleres de fotografía, arte, literatura, cine y gestión cultural y esta cafetería silenciosa y agradable de muebles chulos y gran ventana de guillotina a la calle. Especial para trabajar fuera de casa, leer o simplemente dibujar.
El único atractivo de las cafeterías franquiciadas Granier es que puedes desayunar con cuatro perras y dibujar a ese montón de gente que circula y las camareras que tanto rotan. Esta es la de la Ronda de Atocha.

Siempre que voy a Madrid, no dejo de visitar la cervecería La Buena Pinta, en el Mercado de San Fernando. Allí puede uno sacar el cuaderno frente a una buena cerveza artesana a un buen precio. Allí dibujé a Carlos y Ale, del colectivo El Retratista Nómada, que también bebían y dibujaban.

Noches animadas en Argumosa, Lavapiés, repleto de terrazas. En el Noche Blanca cenan dos turistas francesas mientras alguien les canta a lo Bola de Nieve, pero con guitarra.

Quizás sea agosto el único mes del año en que uno pueda sentarse tranquilamente en la cervecería bar Cervantes, en la esquina de Cervantes con la Plaza de Jesús, y disfrutar sin agobios de sus ricas tostas calientes. En primer plano, una pareja haciendo manitas ¡Oh el amor!

Tanto tardó el camarero en traerme el café con leche que cuando llegó con él ya había dibujado la terraza con los clientes desayunando. Avergonzado, me regaló un zumo de naranja natural que no había pedido. En esta terraza del café San Millán, en San Millán con la Plaza de la Cebada, siempre pienso en dibujar el mercado con sus hermosas cúpulas hasta que me siento y me doy cuenta que solo se ve el follón de taxis que hay en el aparcamiento que la orilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada