jueves, 3 de julio de 2014

esperas ciudadrrealenses



Entonces las horas se me hacían eternas esperándola. Ahora la vida fluye y yo, entretenido, observo. Entonces buscaba los hilos que me ataban a ese mundo. Ahora solo toco un cristal.

Mucha gente come en El Portalón, segundo dibujo, a base tapas generosas que ponen con tubo de cerveza por 2,20 euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada