viernes, 18 de julio de 2014

el sueño del pìmiento verde

No sin antes abonar los boletos entramos en el pimiento verde, que aún vibra a la orilla del estanque. Flipamos con la cúpula de cañón que deja traspasar la luz, verde verde. Antes de cargarlas nos sentamos en las semis. Jodé Juli qué cabeza más gorda como una esfera con antenas, miedo darás a la Jose tío. Después cargamos y salimos por el piquito. La vida da muchas vueltas, dice Onofre en la porra de la cola y con una de las semis más chicas, muchas vueltas.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada