domingo, 11 de mayo de 2014

terrazas nocturnas de bolaños para un sábado





En el Bar Albahaca se está bien fresquito cenando a base de los montados que ponen de tapa. En la penumbra brillan las pantallas azuladas de los móviles. Después un recital de poesía irreverente, con mucha picha, cura y beata, y una fiesta de cumpleaños en el patio del Chill Out. Amparo me  habla de su admiración por mi abuelo Juan, de sus genes artísticos repartidos en las siguientes generaciones, y su amistad con mi hermana Isabel. Nos invitan a salir en la foto pero nuestro reino no es de este mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada