miércoles, 5 de febrero de 2014

ciril jazbec en groenlandia













Este fotógrafo eslovaco, nacido en el ochenta y siete y gran amante de la naturaleza, está cada vez más interesado en cómo afecta el cambio climático en las comunidades tradicionales. ¿Cómo cambian, cómo encajan en el mundo moderno? se pregunta. La búsqueda de la esperanza que ilustra los cambios me da energía.
Visitó Groenlandia con la idea de fotografiar varias familias, pero allí conoció a Uunartoq, un viejo cazador nativo de esos que cazan para vivir, en un remoto asentamiento de 250 colonos y 500 perros de trineo. Él representaba la vieja vida que desaparecía con el cambio climático. Los inviernos más cortos, el deshielo estaban convirtiendo a los cazadores en pescadores y la propia naturaleza estaba cambiando. 
Pasó dos semanas con él y luego volvió para ser testigo. Uurnartoq estaba preocupado por el futuro, los jóvenes se marchaban, los casquetes y los osos polares estaban desapareciendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada