jueves, 9 de enero de 2014

simone y la vejez




A mucha gente no le ha gustado lo que dije, porque quieren creer que todos los periodos de la vida son una delicia, que los niños son inocentes, que todos los recién casados ​​son felices, que todas las personas de edad son serenas. Me he rebelado contra tales nociones toda mi vida, y no hay ninguna duda sobre el hecho de que en el momento en que comienza la vejez (incluso si uno tiene todos los recursos que uno quiere, afecto, trabajo por hacer) representa un cambio en la existencia de uno, un cambio que se manifiesta por la pérdida de un gran número de cosas. Si uno no siente perderlas es porque no las ama. Creo que las personas que glorifican la vejez o la muerte con demasiada facilidad son las personas que realmente no aman la vida.

Hoy hubiera cumplido 106 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada