martes, 30 de abril de 2013

medidas de austeridad


Entre el movimiento y el caos, intentar la quietud interior.
No perseguir la inútil fama, olvidar la estúpida idea del éxito.
No intentar demostrar tener cosas que no necesitas. Nunca presumir de dinero.
Disfrutar de la Naturaleza, la amistad y el aprecio de los demás, en ese orden.
Comprar alimentos de temporada a comerciantes locales o, si es posible, a hortelanos y ganaderos. Llevar siempre un capazo.
Usar los pies o una bicicleta. Para distancias largas, el transporte público.
No consumir donde te quieren robar.
Comprar el pan a un panadero local.
No comprar en franquicias y grandes cadenas. Cuando puedas, trueca.
Ser hospitalario. No ir nunca donde te tratan mal.
Acostumbrarse a la temperatura ambiente. Usar el mínimo de calefacción. Dormir con edredón en invierno y en la planta baja en verano. Usar lo mínimo posible el teléfono.
Luchar por un alumbrado público esencial, mínimo y para todos, por la noche hay poco que hacer en la calle.
Desentenderse de la política, ellos han construido un mundo que tú no quieres.
No firmar contratos. Negociar solo con gente honesta que te ofrezca confianza.
No usar intermediarios.
Hablar lo menos posible con el solo ánimo de hablar.
Olvidarse de la tele.
Reflexionar sobre las cosas del mundo. Pensar si podrían ser de otra forma.
No creer en nada porque sí. No hacer nada porque todo el mundo lo haga. No opinar sobre lo que no hemos reflexionado largamente.
Oir a los viejos y a la gente que sabe.
No dejarse adocenar ni esclavizar.
Utilizar la intuición después de haber aventado la paja.
Procurarse actividades creativas. Disfrutar de las que hacen los demás.
No usar trajes ni corbatas. Desconfiar de quien lo hace. No asistir a misa, ni bautizos, ni bodas, ni reuniones estúpidas.
No ir a la moda. Usar la misma ropa hasta que se pueda.
Despreocuparse de nuestra imagen y de la de los demás.
Olvidar la decoración y la estética.
No usar nunca colonia ni lociones de belleza.
Sentirse orgullosos de nuestras canas, arrugas y heridas. Así como de nuestros actos y pensamientos.
Ofrecer todo a hijos y amigos. Ayudar a los que de verdad te necesitan.
Disfrutar de las cosas bonitas y las que llaman arte sin ningún ánimo de posesión.
Pasear, pasear, pasear. Recorrer el mundo como un paseo.
No intentar negociar con nadie. Huir de quien gusta de la usura, de quien busca el dinero en si.
Amar las plantas, los animales, la tierra y las piedras en su ritmo. Su relación con el mundo. Incluso al hombre como especie. Luchar contra quienes los destruyen.
Descansar bajo los árboles.
Comer poco y bien. No ir a sitios caros, se hicieron para otra gente. Nunca presumir de lo que uno no valora, solo porque lo valoren los demás. Hacerse la comida con los productos que las estaciones nos traen. Hacerlo con cariño, recordando a nuestras madres y abuelas.
Vivir sin ruidos. Usar el mínimo de electrodomésticos, vehículos y aparatos raros.
Utilizar las manos hasta que se endurezcan. El cerebro hasta que se ablande.
Nunca discutir acaloradamente, nunca enfadarse. Recordar siempre cómo queremos ser y qué merece la pena. Ausentarse de las discusiones. Irse afablemente aun a costa de resultar aburrido.
Ni intentar ser fuerte con los débiles. Si acaso serlo con uno mismo.
Ser simples. Huir de lo complicado, no de los matices.
Sentirse bien en la pequeña isla que has construido.

un pequeño viaje a londres



La T4 me recuerda la obra de  Gaudí, con sus columnas inclinadas. Sacamos la tarjeta de embarque en una máquina que nos pide la tarjeta con la que hemos pagado, evitándonos las colas. Ascensores de acero y cristal nos llevan a un tren sin conductor que nos conduce a nuestras puertas. Las maletas nos las revisan guardias jurados. El que mira mi mochila me cuenta, al ver mi caja de acuarelas desnuda en la pantalla, que pinta óleo en blanco y negro, que expone en galerías y gana algo. Pero no se puede vivir de la pintura, dice.
En el periódico, Leonardo Bloof dice que la lógica que machaca a los pobres lo hace también con la Naturaleza. Y Rojas Marcos que rezar por un enfermo sin que él lo sepa es inocuo, pero si lo sabe influye negativamente. Es mejor pensar que todo no está decidido, que uno tiene las riendas de su vida y puede luchar.

En Gatwick atravesamos la pista por una pasarela gigante. Compramos los billetes de tren en una máquina en español. Los pueblos son un montón de casitas como de cuento, con tejados empinados y entre los árboles. En su centro, una capilla con una torre acabada en una aguja. Las fachadas más usuales son de ladrillo visto. Junto a la vía, casas ferroviarias arregladas. Llegamos a King Cross.

Caledonian road. En la esquina de Tesco, subimos viendo al fondo el edificio de José Miguel. La casa es pequeña, con vistas a las barcazas y las gruas del Canal. Bajamos al kebab que nos recomendó Carmela. Nos comemos un guiso de berenjenas, pimientos, champis y arroz mientras oímos música turca. En una ventana del edificio de enfrente luce una ikurriña.

Recorremos San Pancracio, la British Library con su gran estatua de Newton y Candem, donde compramos para el desayuno. Paseamos hacia el British Museum y Victoria House. A Beni le gustan estos edificios barrocos como el Hotel Russel. Cansados, volvemos a casa de José Miguel.

lunes, 29 de abril de 2013

nieve




Cuando me asomo a la ventana por la mañana temprano para ver si llueve, veo ¡la sierra nevada! ¡Es como si estuviera en otro sitio! Cojo el paraguas y me voy de paseo con el perro. Nunca ha visto la nieve, me gustaría subir otra vez a la laguna.

Desde abajo, en los pastos de Juli Carabina, la sierra se levanta blanca con caminos y peñones marcados. Me recuerda tanto al altiplano peruano, salvada sea la parte, que me pongo a la tarea mientras ato a Tranqui a un poste.

Largo camino aunque ataje entre las olivas hasta Cañas. Luego, el perro se pone otra vez a menear ovejas. La subida es un auténtico espectáculo. En los últimos peñones aparece el perro totalmente mojado. Lame sin cesar la nieve, le gusta. No le hago ni caso, se pierde persiguiendo perdices y revolcándose en la nieve. Aprovecho para dibujar los peñones, castillones, cargados de nieve. El cielo está sucio pero ¡nos atrae tanto la nieve, tan extraña en estos lares!

Me despido de Fernando, que me invita a un pomo y me regala un mechero. Cargamos y volvemos a Bolaños. Allí nos cuentan que llovió y nevó toda la noche. El cerro de la Yezosa estaba blanco blanco y el Hondo s'enllenó, que he tenío que dar una buena vuelta para llegar aquí, dice el señor entusiasmado de dar las nuevas y cogido a la bicicleta cargada de cardillos. La huerta está bien regada y las judías verdes han germinado y unas plantas pequeñas acaban de salir.

domingo, 28 de abril de 2013

día de lluvia

Día de lluvia y viento frío del Norte. Nada que hacer excepto echar de menos la lumbre. En un resquicio, las protagonistas son las nubes. Desde el otro lado del cristal.

sábado, 27 de abril de 2013

el camino de la ermita






Por la noche una tormenta impresionante ilumina la oscuridad y traquetea que da miedo.
Amanece un día extraordinario, soleado. Cojo el paraguas por si acaso y me voy de paseo con Tranqui por el camino de la Ermita de la Virgen de la Antigua, pues es duro y firme y me libraré de atascarme.
El perro no hace más que controlarme y no me deja parar. Aprovecho cuando encuentra entretenimiento para hacer acuarelas rápidas. Aunque todo es hermoso, cada vez me interesa menos sacar la realidad y más entretenerme en las manchas, esa violencia contenida de las prisas.
De golpe mi perro negro aparece y lo incorporo bajo una encina. Pero cuando lo hace con el esqueleto de una oveja en la boca, pienso que se acabó esta historia; y lo ato cabreado. No obstante, me paro a dibujar Mestanza de dos brochazos, y doy por terminada la sesión.

viernes, 26 de abril de 2013

subiendo el venero



Paseo con Tranqui camino del Venero. Atraviesa una valla por un hueco y se pone a correr las ovejas y los corderillos de una forma desenfrenada, en círculo. Los dueños se mosquean y le atusan seis perros seis que lo persiguen por toda la finca hasta reventarlo. Sin aliento y con el corazón fuera, tengo que aguantar hasta que se reponga pues no puede ni andar y temo por su vida. Se tumba sobre el barro y lo lame. Le doy el agua que llevo para las acuarelas.

Un poco repuesto vamos al Arroyo del Venero, donde puede bañarse y beber el agua que quiera. Vuelve a ser el mismo. Encontramos una puerta cerrada en el camino con un cartel donde pide que se deje cerrada tras cruzarla. Imposible con candado. Volvemos y vamos por el Morro de la Fuente, mi favorito, con una vista de 360º flipante (segundo dibujo). Está lleno de flores moradas, amarillas y blancas, una pasada. Bajamos a este lado del arroyo hasta el grupo de álamos. Salto el río y cojo unos cuantos espárragos en las pedrizas y algunas cavas de las olivas. Tranqui no es exactamente el mismo. No quiere perderme y no hace más que controlarme. Dibujo los árboles mientras se baña.

jueves, 25 de abril de 2013

laguna de la alberquilla




Subimos a la Laguna de La Alberquilla, en la Sierra de Puertollano, la frontera entre el Campo de Calatrava y el Valle de Alcudia, cargada de agua. Esta hermosa laguna se forma en el circo creado por una explosión volcánica, antes de todos nosotros. Estamos en la falla del Campo de Calatrava y el Cabo de Gata que parte Europa por la mitad. Todo está precioso, con una gama de verdes que con mi cajita de doce pastillas de acuarela no puedo conseguir. Todo lo que se quemase en esta zona está sorprendentemente recuperado. El último dibujo es de Mestanza en el Valle, con el pantano detrás y el muro de Sierra Madrona azuleando en el fondo.

Para aquellos que quisieran visitar el Valle, les recomiendo esta época, antes de que en Junio empiece a amarillear y el calor nos arruine las caminatas.

miércoles, 24 de abril de 2013

mestanza otra vez

Camino de acceso al pantano de Montoro.

Presa nueva del pantano. Está hasta arriba de agua y tienen las compuertas abiertas.

Un olivo solitario. Las hojas parecen de plata.

Alameda de los pilancones.

lunes, 22 de abril de 2013

domingo, 21 de abril de 2013

de cómo disfrutar en tu propio patio














Rodéate de plantas. En grandes tiestos pon arbustos. Haz un agujero en el suelo y planta un árbol. Las plantas te traerán insectos, caracoles, salamanquesas. El árbol pájaros y palomas.
Disfruta las estaciones, los cambios, la vida de todo lo que te rodea. Disfruta de los olores y los colores de sus flores. Poco a poco, tu patio se convertirá en el alma de tu casa. Y cuando el árbol sea grande y viejo, entenderás que es lo importante de la casa, que es lo único que merece la pena de esa casa, que ya se ha convertido en tu casa.

sábado, 20 de abril de 2013

flores silvestres

Estas son algunas de las flores que ahora uno puede encontrarse por el campo. Éstas las cogí para Beni.

viernes, 19 de abril de 2013

fertilizantes


El nitrato de amonio fue utilizado para explosivos en la Segunda Guerra Mundial y seguidamente reciclado para la fabricación de fertilizantes. En 1947, en el puerto de Texas City, explotó un barco francés cargado de este producto, que se llevó por delante toda la infraestructura anti incendios de la ciudad. Una segunda explosión necesitó la colaboración de voluntarios de ésta y otras ciudades vecinas. Se cree que murieron 576 personas, de las que se identificaron 398. La explosión arrasó un radio de 400 metros.

Zona de explosión. Fuente digbysblog.blogspot.com.es
Anteayer, mientras se perseguía a los hermanos Tsarnaev en Boston, un fuego hizo explotar una empresa de fertilizantes en el pueblo de West (Texas), con nitrato de amonio, justo cuando los bomberos voluntarios intentaban apagarlo. Cinco o seis de ellos estaban en pleno fuego.

Parece que como las leyes del mercado son capaces de regularlo todo, no es necesario una normativa que prohiba estas instalaciones frente a un edificio de apartamentos y a una escuela, afortunadamente a las ocho de la tarde ya no había niños, y que obligue la cuestación de un equipo de bomberos. Tampoco fue necesaria ninguna inspección en los últimos cinco años. Libertad pues para las empresas y para el nitrato de amonio.

En México está regulado por la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos. En España se considera que el nitrato amónico es de alto contenido en nitrógeno si su contenido en nitrógeno procedente del nitrato amónico es superior al 28% o, lo que es lo mismo, que contiene más del 80% de nitrato amónico. Si se cumple esta condición, se deberá exigir un certificado de detonabilidad realizado en un laboratorio debidamente acreditado. La identificación de la mercancía, y su clasificación como mercancía peligrosa, debe ser establecida por el expedidor en los correspondientes documentos de transporte requeridos por dichos reglamentos aplicables

A la una del día siguiente leo que ha habido catorce muertos y 60 desaparecidos y que el nitrato de amonio ha arrasado, como en 1947, un radio de 400 metros, donde había una escuela y una residencia de ancianos. Nadie llamará asesinos a los dueños de aquella empresa que ofreció empleo y siguió la ley rigurosamente.
(A las nueve de la mañana la noticia había desaparecido de la portada de El País).

El sábado siguiente pueden leerse las Divagaciones de Rondam: Si algo bueno puede salir de una tragedia como la explosión en la ciudad ofd West, Texas , es que podría ayudar a impulsar que la idea de que toda regulación gubernamental es mala vuelva al cementerio intelectual de donde vino. En ausencia de regulación gubernamental, nada impide que la gente imponga riesgos de otras personas sin su consentimiento. Me encanta la libertad tanto como cualquiera, pero que cualquier persona razonable pueda no entender esto me supera. (Este debate en España no tiene sentido ahora, pues no ha llegado la noticia, y en tiempos de crisis este tipo de anomaslías son más aceptables).

siembra


Me dedico a sembrar la huerta para recolectar en verano. Hago surcos en tablas o tajones según la separación que necesite cada planta y los coloco según el riego que necesiten (aprox) respetando los pequeños árboles que todavía necesitan mucho riego hasta que agarren bien. La superficie que usaré es rectangular y ya he sembrado un poco más de la mitad: calabacines, tomates, tomates cherry, cebollas, pepinos, y judías verdes. Algo de perejil y plantas aromáticas (hierbabuena, sándalo, albahaca) y ortigas en previsión de tanto insecto después de las fuertes lluvias. Los huecos son para patatas, al este (ya deberían estar plantadas), y para pimientos, guindillas, chiles, melones y sandías, que plantaré el mes que viene ya que ahora los plantones podrían sufrir letalmente una bajada de temperatura. Aprovechando que tengo palomar, abono la tierra con palomina.

El dibujo muestra la disposición de los surcos de esta pequeña huerta para autoconsumo.

jueves, 18 de abril de 2013

a30 se presenta











Mañana se presenta la revista mensual a30 a las siete de la tarde en el Estudio Alcocel-Barrachina, Almansa, celebrando la aparición exitosa del número 2, con una tirada de 15.000 ejemplares.

miércoles, 17 de abril de 2013

agendas


la nueva propaganda liberal


"Mientras que una generación atrás, la disidencia y la sátira mordaz estaban permitidas en la corriente principal, hoy en día sus falsificaciones son aceptables así como sus falsas reglas morales. Como los daños colaterales tapan el asesinato en masa, la austeridad se ha convertido en una mentira aceptable. Debajo de la chapa del consumismo, una cuarta parte de Greater Manchester está viviendo en la pobreza extrema.
La violencia militarista perpetrada contra cientos de miles de hombres, mujeres y niños anónimos por nuestros gobiernos resulta que nunca es un crimen contra la humanidad. En la entrevista para la BBC a Tony Blair, 10 años después de su invasión criminal de Iraq, Kirsty Wark permitió a Blair disculparse sobre su difícil decisión en lugar de llamarlo para dar cuenta de las mentiras monumentales y baño de sangre que lanzó.

Ahora Hollywood, liderado por los liberales, nos lanza la película Argo. Como el crítico independiente Andrew O'Hehir señala, es una película de propaganda en el sentido más verdadero, el que dice ser inocente de toda ideología; es decir, que degrada el arte de hacer cine para reflejar una imagen de la potencia que sirve.

Cuando los estudiantes iraníes ocuparon la embajada de EE.UU. en Teherán en 1979, encontraron un tesoro de documentos comprometedores, que reveló que una red de espionaje israelí estaba operando dentro de los EE.UU., el robo de los mejores secretos científicos y militares. Hoy en día, la duplicidad aliado sionista - y no Irán - es la única amenaza nuclear en el Oriente Medio.

En 1977, Carl Bernstein, famoso por sus reportajes de Watergate, reveló que más de 400 periodistas y ejecutivos de los Estados Unidos, en su mayoría de medios de comunicación liberales, habían trabajado para la CIA en los últimos 25 años. Entre ellos figuraban periodistas del New York Times, Time , y las grandes cadenas de televisión. En 2010, el New York Times no ocultó su complicidad con la Casa Blanca en la censura de los registros de la guerra de WikiLeaks. La CIA tiene una oficina de enlace con la industria del entretenimiento que ayuda a los productores y directores a rehacer su imagen a una banda que asesina sin ley, que derroca gobiernos y trafica con drogas. Como la CIA de Obama cuando cometió un asesinato múltiple con aviones no tripulados.

Según Gallup, el 99 por ciento de los estadounidenses creen que Irán es una amenaza para ellos, al igual que la mayoría cree que Iraq era responsable de los ataques del 9/11. La propaganda siempre gana, dijo Leni Riefenstahl, si usted lo permite."

John Pilger es periodista de investigación de renombre internacional y director de documentales. Su última película es The War on Democracy. Su libro más reciente es Freedom Next Time: Resistiendo al Imperio (Bantam / Random House, 2006). Este extracto es de un artículo aparecido en el New Statesman, Reino Unido.