martes, 24 de diciembre de 2013

vino, fagot y clarinete


Isidoro y Antonio deleitan a los amigos de Amancio con IVA incluido. Bach, Beetthoven, Saint-Saëns, Covák, Gardel los eleva como en una tertulia intelectual en el Menchero, donde Córdoba apenas participa. La chimenea atempera las fieras con sus llamas igual que esa maldita música para hipnotizar serpientes. Se oyen bravos y aplausos, cada vez con más fuerza, a medida que el vino acaba su último trasiego. Amancio presenta su nuevo vino como si estuviéramos invitados, como si fuéramos honorios, catalinos. Habrá que cenar algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada