martes, 12 de noviembre de 2013

de museos



Aprovechamos hasta la última hora del desayuno. La novedad es la sandía. Hoy vamos de museos. El de la ciudad está lleno de documentales, planos y escenas en sus calles de acontecimientos históricos. Apabullante y bien presentado en poco espacio. De todas las cosas alucinantes que tiene me quedo con el jinete de barro, la maqueta de papel de la ciudad en el XVIII, el Cristo que ríe con las heridas abiertas, un dragón retorcido pinchado por San Jorge y otros detalles de los que hago fotos.

El Museo de Arte Contemporáneo es una galería de arte de los siglos XIX, XX y XXI. Es un edificio de corte industrial, pero dentro resulta altamente educativo pues está organizado cronológicamente por movimientos, sin separar displinas. Podemos encontrar juntos pinturas, productos de diseño industrial, muebles, carteles, rótulos tipográficos, escenografías, películas, anuncios publicitarios, juguetes, artes decorativas, cerámica, moda, papeles pintados, maquetas de edificios... todos cubistas por ejemplo. Hay cosas maravillosas. Apunto en el cuaderno todo aquello que llama mi atención.

Salimos al Parque Bubenec, el observatorio astronómico, el Palacio Vystavisté. Bajamos al City Hall y descansamos sin ninguna prisa en el Café Imperial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada