viernes, 25 de octubre de 2013

difamación en plena misa




Siguiendo la tradición de la escuela dominical, María Magdalena se identifica como la prostituta que ungió los pies de Jesús con aceite. Eso no está en los Libros Sagrados. Este es un error muy posterior que fue formalizado por el Papa Gregorio el Grande.

Lamentable, sobre todo teniendo en cuenta que María Magdalena era la patrona de Jesús. Imagina que abres tu casa y chequera para apoyar a un grupo religioso que está naciendo, y cuando éste triunfa, la historia te recuerda como una prostituta. Puta vergüenza: no es sólo un fenómeno moderno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada