jueves, 10 de octubre de 2013

cuando duermen las palabras




De una loma a otra me olvido de ti. Y en las siguientes también de los otros.
Las palabras se desvanecen con la luz, y en el último rayo dorado sólo hay ladridos lejanos. Y unas erres que grita un pastor para guardarlas en la cerca.

En la noche, ya solo quedan bes con patas entre los tablones podridos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada