lunes, 16 de septiembre de 2013

batallas perdidas










Tal día como hoy, en 1920, supuestamente los anarquistas trataron de acabar con el banco JP Morgan, cuyo origen era la temida industria química. Naturalmente sin éxito, pues, como todo el mundo sabe, este banco no ceja en el intento de acabar con todos nosotros. Ahora pagará 900 millones para no ser perseguido como aquellos anarquistas, cierra el grifo a los estudiantes y declara sin tapujos que las democracias burguesas surgidas de la Segunda Guerra Mundial deberían ser sustituidas por regímenes totalitarios (que apliquen diligentemente las medidas de austeridad). Su presidente fue llamado a dirigir el Banco de Israel, antes de salir a la luz su fastuoso robo en Hong Kong en el 2006 y ser arrestado por su Departamento de Justicia. Los amos del mundo son cada vez más descarados y más ricos, mientras los demás somos más pobres y más apocados. En estas horas, añoramos a aquellos anarquistas. Y las democracias donde los pueblos decidan.
Fuente: Biblioteca del Congreso de los USA.

Nuestros amiguitos siguen dando la lata aquí y aquí.

2 comentarios:

  1. Tristes tiempos en que toca argumentar lo evidente, o algo así decía Vazquez Montalbán en los 70. Parece que vamos hacia atrás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un saludo Miguel. Adelante con la cafetera!

      Eliminar